T.S. Eliot. Los hombres huecos

Mistah Kurtz –está muerto

Un penique para el Viejo

I

Somos los hombres huecos
Somos los hombres atestados
Que yacen juntos
Cabezal henchido de paja. ¡Ay!
Nuestras voces secas, cuando
Susurramos juntos
Son calladas y sin sentido
Como viento en hierba seca
O patas de rata sobre vidrio roto
En nuestro sótano seco.

Horma sin forma, sombra sin color,
Fuerza paralizada, ademán sin movimiento;

Aquellos que han cruzado
Con ojos directos, al otro Reino de la muerte
Recordanos -si acaso- no como perdidas
Almas violentas, sino sólo
Como los hombres huecos
Los hombres atestados.

II

Ojos que no me atrevo a encontrar en sueños
En el reino de sueño de la muerte
Ellos no aparecen:
Allá, los ojos son
Un rayo de sol sobre una columna rota
Allá, hay un árbol meciéndose
Y hay voces
Cantando en el viento
Más distantes y más solemnes
Que una estrella fugaz.

Dejame estar no más cerca
En el reino de sueño de la muerte
Dejame también vestir
Tan deliberados disfraces
Abrigo de rata, cuero de cuervo, desfondos cruzados
En un campo
Obrando como el aire obra
No más cerca-

No ese encuentro final
En el reino sombrío.

III

Esta es la tierra muerta
Esta es tierra de cactus
Aquí las imágenes de piedra
Son alzadas, aquí reciben
La súplica en la mano del hombre muerto
Debajo de los guiños de una estrella fugaz.

Es como esto
En el otro reino de la muerte
Caminando solo
A la hora en la que estamos
Temblando con ternura
Labios que besarían
Desde plegarias hasta una piedra rota.

IV

Los ojos no están aquí
No hay ojos aquí
En este valle de estrellas que mueren
En este valle hueco
Esta rota mandíbula de nuestros reinos perdidos

En este último lugar de los encuentros
Nos congregamos
Y evitamos hablar
Plegados en la playa del río crecido

Ciegos, aunque
los ojos reaparezcan
Como perpetua estrella
Rosa multifoliada
Del reino sombrío de la muerte
La sola esperanza
De hombres vacíos.

V

Aquí vamos rodeando la tuna
Una tuna, una tuna
Aquí vamos rodeando la tuna
A las cinco en punto de la madrugada.

Entre la idea
Y la realidad
Entre el movimiento
Y el acto
Cae la Sombra

Porque Tuyo es el Reino

Entre la concepción
Y la creación
Entre la emoción
Y la respuesta
Cae la Sombra

La vida es muy larga

Entre el deseo
Y el espasmo
Entre la potencia
Y la existencia
Entre la esencia
Y el descenso
Cae la Sombra

Porque Tuyo es el Reino

Porque Tuyo es
La vida es
Porque Tuyo es el

Esta es la manera en que se acaba el mundo
Esta es la manera en que se acaba el mundo
Esta es la manera en que se acaba el mundo
No con un estallido sino con un sollozo.

The Hollow Men

Mistah Kurtz — he dead.

A penny for the Old Guy

I

We are the hollow men / We are the stuffed men / Leaning together / Headpiece filled with straw. Alas! / Our dried voices, when / We whisper together / Are quiet and meaningless / As wind in dry grass / Or rats’ feet over broken glass / In our dry cellar // Shape without form, shade without colour, / Paralysed force, gesture without motion; // Those who have crossed / With direct eyes, to death’s other Kingdom / Remember us — if at all — not as lost / Violent souls, but only / As the hollow men / The stuffed men.

II

Eyes I dare not meet in dreams / In death’s dream kingdom / These do not appear: / There, the eyes are / Sunlight on a broken column / There, is a tree swinging / And voices are / In the wind’s singing / More distant and more solemn / Than a fading star. // Let me be no nearer / In death’s dream kingdom / Let me also wear / Such deliberate disguises / Rat’s coat, crowskin, crossed staves / In a field / Behaving as the wind behaves / No nearer — // Not that final meeting / In the twilight kingdom

III

This is the dead land / This is cactus land / Here the stone images / Are raised, here they receive / The supplication of a dead man’s hand / Under the twinkle of a fading star. // Is it like this / In death’s other kingdom / Waking alone / At the hour when we are / Trembling with tenderness / Lips that would kiss / From prayers to broken stone.

IV

The eyes are not here / There are no eyes here / In this valley of dying stars / In this hollow valley / This broken jaw of our lost kingdoms // In this last of meeting places / We grope together / And avoid speech / Gathered on this beach of the tumid river // Sightless, unless / The eyes reappear / As the perpetual star / Multifoliate rose / Of death’s twilight kingdom / The hope only / Of empty men.

V

Here we go round the prickly pear / Prickly pear prickly pear / Here we go round the prickly pear / At five o’clock in the morning. // Between the idea / And the reality / Between the motion / And the act / Falls the Shadow // For Thine is the Kingdom // Between the conception / And the creation / Between the emotion / And the response / Falls the Shadow // Life is very long // Between the desire / And the spasm / Between the potency / And the existence / Between the essence / And the descent / Falls the Shadow // For Thine is the Kingdom // For Thine is / Life is / For Thine is the // This is the way the world ends / This is the way the world ends / This is the way the world ends / Not with a bang but a whimper.

Thomas Stearns Eliot nació en St. Louis, Missouri, EEUU el 26 de septiembre de 1888 y murió en Londres el 4 de enero de 1965.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s