Gabriela Oprandi / Formas del femicidio. En 2011, 17 chicos fueron asesinados con el fin de castigar a las madres

(Publicado en Perfil, 19.11.2011)

Tomás Santillán fue el último de 17 menores asesinados por violencia de género en lo que va del año, según datos que recopiló la ONG La Casa del Encuentro. Los casos entran en la categoría “femicidio vinculado”. Es decir: muertes causadas por hombres que buscan castigar y destruir psíquicamente a la mujer que pretenden dominar. En el informe figuran víctimas de distintas edades, desde bebés de meses hasta una chica de 12 años.

El primer caso del año ocurrió el 1º de enero, cuando Sofía Blanco de 9 años fue asesinada a puñaladas junto a su madre Silvia Mehaud. Juan Carlos Bianco, el padre, fue detenido por el ataque. Poco tiempo después, el 17 de marzo, en Rosario, Osvaldo Bernal le cortó el cuello a su hijo Agustín, de cinco meses. También hirió a su otro hijo de 5 años, con el mismo cuchillo. Los hechos se repitieron en distintos lugares y con diferentes modalidades. El 13 de junio Jaquelin Bárbara Cruz, de 3 años, fue estrangulada en Alto Comedero, provincia de Jujuy. Su padre era un policía de 26 años, que la asesinó y se quitó la vida.

En Calafate, el 2 de agosto, fueron hallados muertos dos nenes de 4 y 7 años junto con su madre embarazada. El crimen fue atribuido al padre que se suicidó. Ese mismo mes fueron degollados Andrea Rodríguez, de 12, Cynthya Maldonado, de 7, y Jorge Maldonado, de 4, en la localidad correntina de Lomas del Mirador. Su padrastro, Pablo Luis Alfonso, se mató luego de ser acusado por el crimen.

Entre el 4 y 6 de septiembre, Alexandra Alem, de 8 años, y su hermano Maximiliano, de 11, fueron baleados mientras dormían en su casa del partido bonaerense de 25 de Mayo. El doble crimen fue adjudicado a su padre que se mató de un disparo en la cabeza.

El último caso antes del asesinato de Tomás, había sido el 27 de octubre en el partido de Ramallo, cuando Jorge Videla, de 9 años, murió asfixiado y golpeado. Fue encontrado en un monte a 200 metros de su casa. Su padre está actualmente detenido sospechado de ser el autor. En muchos de los casos, había denuncia previa de agresiones sufridas por la madre.

Anuncios

1 Comment

  1. Yo me pregunto :
    ¿cual es entonces la alternativa a tanto sin sentido?
    Se puede escribir y analizar desde todas las perspectivas..y ¿mientras tanto?
    ¿cuántas muertes mas son necesarias para que las estadísticas sean utilizadas no solo como medio informativo,sino como una herramienta de prevención?
    La escuela por ejemplo,podría ser un lugar viable donde educar a futuras madres para evitar vínculos patológicos, donde pongan en riesgo su propia vida y la de sus hijos.
    Las prohibiciones de acercamiento muchas veces no se respetan,las denuncias en las comisarias de mujeres golpeadas o amenazadas verbalmente no se reciben y pocos son los que toman cartas en el asunto de manera comprometida.
    Indignación,impotencia,injusticia,mucho dolor…y pocas respuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s