Charles Baudelaire / Remordimientos póstumos

Cuando ya estés dormida, mi bella vampira,
al fondo de un sepulcro hecho de mármol negro,
y cuando tengas solo por casa y por alcoba
una cueva lluviosa y una fosa cavada,

y la piedra oprima tu pecho temeroso
y los costados de tu cuerpo un grácil abandono doblegue
el latido y el querer a tu pecho le impida
y tus pies no corran aventuras,

la tumba, confidente de mi ensueño infinito
(porque la tumba siempre comprenderá a un poeta)
en esas noches largas que destierran el sueño,

te dirá: ¿de qué te sirve, amante imperfecta,
no haber conocido lo que los muertos lloran?
-y te roerá el gusano como un remordimiento.

(Versión de Alain Verjat y Luis Martínez de Merlo, incluida en “Un libro oscuro. 105 poemas negros”, compilación de Florencia Castellano, Editorial Bajo La Luna, 2012)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s