Friedrich Nietzsche. Pesimismo y nihilismo

39[15]*

[agosto-septiembre 1885]

Para el prólogo

El gran peligro no es el pesimismo (una forma de hedonismo), la contabilización del placer y displacer, y el cálculo de si acaso la vida humana implica un excedente de sentimientos de displacer. ¡Sino la falta de sentido de todo acontecer! La interpretación moral ha caducado junto con la interpretación religiosa, esto ellos no lo saben, ¡los muy superficiales! Se agarran con los dientes instintivamente, cuanto más incrédulos son, a las valoraciones morales. Schopenhauer como ateo ha proferido una maldición contra quien le quite al mundo su significatividad moral. En Inglaterra se procura que la moral y la física confraternicen, el señor von Hartmann hace lo mismo con la moral y la irracionalidad de la existencia. Pero la verdadera gran angustia es: el mundo ya no tiene ningún sentido.

En qué medida con “Dios” ha caducado también toda la moral hasta ahora existente: se sostenían mutuamente.

Yo traigo ahora una nueva interpretación, una interpretación “inmoral”, en relación con la cual nuestra moral anterior aparece como un caso particular. Dicho en términos populares: Dios ha sido refutado, el diablo no.

* Este fragmento está asociado al primer plan de La voluntad de poder.

(De Friedrich Nietzsche. Fragmentos póstumos, Grupo Editorial Norma, Bogotá, Colombia, 3ª reimpresión, 1995)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s