Rayk Wieland (2009) Sugiero que nos besemos

RWtapa

Las tribulaciones de W. un hombre que un buen día recibe una invitación que dice: “Estimado señor W. Es para nosotros un deber y una alegría invitarlo a nuestro simposio Poetas. Dramas. Dictadura. Efectos colaterales y riesgos de la literatura clandestina en la RDA. Y la fecha en que el evento tendría lugar. Estaba firmada por Anika Schneider, de la Asociación de Desconocidos Poetas Clandestinos de Alemania.

Esto sucede veinte años después de la desaparición del muro de Berlín. Y luego de encontrarse con Anika, W. observa con sorpresa lo que ella le entrega: la Stasi (Ministerium für Staatssicherheit, Ministerio para la Seguridad del Estado) había abierto un expediente que incluía detallados seguimientos de su actividad en aquellos años. Actividad que incluía la escritura privada de poemas bastante malos como “Posible ejecución del subjuntivo”:

Tengo una querida
Una muy bonita.
Con ella querría
Por los setos un día.
Y otro por las esquinas,
De aquí hasta muy más allá
Caminar.

RW1

No sólo la Stasi se había dedicado a investigar lo que hacía y escribía W., sino que en el expediente estaban las deducciones y preguntas que los espías elaboraban. Todo era una locura y un desperdicio de tiempo y dinero ya que W. era un ignoto poeta de entrecasa, más preocupado por encontrarse con su amada Liane que vivía del otro lado del muro, que por complots revolucionarios.

RW2

RW3

De esto y de las observaciones que W. hace de la situación de Alemania antes y después del muro es de lo que trata esta buena novela. Discrepo con la afirmación que figura en la contratapa (“El libro más divertido sobre la caída del muro”, según Die Welt), al menos en lo que de divertido se trata. Tampoco es serio, sino más bien un texto irónico y con un dejo de melancolía sobre algo tan particular como aquellos tiempos de las dos Alemanias. El mismo autor agrega un apéndice donde dice cuál fue el destino de los personajes del libro, una historia basada en hechos reales.

Si bien son dos lenguajes distintos, Good bye Lenin! sigue siendo un excelente film original de insoslayable visión.

Si bien el uso de la inicial para su personaje (igual a la del autor) puede hacer pensar en ecos kafkianos, el texto no se parece en nada salvo en que Kafka utilizaba la K.

(Y un párrafo final respecto a la crítica de la Revista Ñ, del 28-12-2013. Susana Rosano, su autora, cita mal el epígrafe de Wieland en el Apéndice como “La RDA existió siempre”. Hay un error, el epígrafe dice: “La RDA existió realmente”.)

(Rayk WielandSugiero que nos besemos, traducción de Ariel Magnus, Beatriz Viterbo Editora, Rosario, 1ª edición, 2013, 190 pp.)

* * *

Rayk Wieland nació en Leipzig, Alemania en 1965.

Obras:

Kein Feuer, das nicht brennt (No hay fuego que no arda, 2012)
Ich schlage vor, dass wir uns küssen (Sugiero que nos besemos, 2009)
Lemmy und die Schmöker (2003)
Öde Orte (Lugares desolados, con Jürgen Roth, 2005)
The neurose of England (1998)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s