Horace Walpole (1764) El castillo de Otranto (The castle of Otranto)

ECDO

Hipólita, la princesa de Otranto es una dama amable. Manfredo, el príncipe de Otranto, tiene un carácter severo. Son los padres de dos hijos, Matilda, una virgen y bellísima joven de dieciocho años a quien Manfredo nunca mostraba signos de afecto, y Conrado, un joven de quince años “de aspecto no muy agradable, enfermizo y con una disposición poco prometedora”, predilecto de su padre.

Isabela es la hija del marqués de Vicenza y prometida de Conrado. Sus padres arreglaron el matrimonio.

Manfredo se lamentaba de no haber tenido más que un sólo heredero. Quería que la boda de su hijo se llevara a cabo lo antes posible, en cuanto se recuperase de una extraña dolencia. Manfredo fijó la fecha para el día en que Conrado cumpliría años.

Sus arrendatarios y súbditos no eran tan medidos en sus discursos. Atribuían la causa de una boda rápida al terror que sentía el príncipe de ver materializada una antigua profecía, la cual manifestaba que el castillo y el título de Otranto “pasarían de la presente familia a otras manos cuando el verdadero dueño fuese demasiado grande para habitarlo”. Era difícil otorgarle algún sentido a esta profecía; y todavía más difícil concebir una conexión posible con el matrimonio en cuestión.

Llegó el día y todo estaba ya dispuesto para la ceremonia. Pero faltaba Conrado. Un sirviente lo fue a buscar, pero un momento después regresó corriendo presa del terror señalando hacia el patio. Al llegar al lugar, los asistentes observaron con horror el cuerpo de Conrado cortado en pedazos y casi enterrado bajo un enorme yelmo, de un tamaño cien veces más grande que cualquier otro yelmo fabricado para un ser humano, y ensombrecido por una cantidad proporcional de plumas negras.

Pero Teodoro, un joven campesino de un pueblo vecino, quien había llegado atraído por un rumor, observó que el yelmo gigante era igual al de la figura de mármol negro de Alfonso el Bueno, uno de los antiguos príncipes de la región y que se conservaba en la iglesia de San Nicolás. Al escuchar este comentario Manfredo, irritado, ordenó la detención de Teodoro y lo condenó a muerte, acusándolo de haber sido el asesino de su hijo. Confundido y exaltado por la trágica muerte de Conrado, mandó llamar a sus aposentos a la prometida Isabela. Y no sólo le dijo que Conrado en realidad no había sido un digno candidato al matrimonio, y que dado que ahora estaba muerto, hoy le confesaba a ella su deseo hacerla su esposa para tener más hijos.

Isabela logra escapar, así como Teodoro. Pero la historia dará lugar a persecuciones y parlamentos acerca de las disputas por el poder de Otranto, donde ciertas verdades salen a la luz. Pero lo extraño es que el elemento fantástico tan ponderado en la novela, tal es así que se considera a esta obra como la iniciadora del género gótico, prácticamente brilla por su ausencia. En algún momento la trama parece tornarse misteriosa, pero nada sucede. El castillo, con sus pasillos y pasadizos, le aporta lo único interesante al argumento.

La acción no se detiene nunca y los diálogos a veces son tan exagerados, que tiendo a pensar que en esta obra Walpole se burló de ciertas novelas de la época más que escribir algo “serio” y mucho menos se propuso crear un género nuevo.

(Horace Walpole, El castillo de Otranto, Buenos Aires, Gárgola Ediciones, Colección Modelo para armar Nº 46, traducción de Cecilia García, ilustración de tapa de Luciano Espeche, 2012, 144 pp.)

* * *

Horatio Walpole, 4º conde de Oxford, fue historiador del arte, hombre de letras, anticuario y político del partido Whig (Partido liberal). Nació el 24 de septiembre de 1717 en Londres, Inglaterra y falleció el 2 de marzo de 1797 en Berkeley Square, Londres, Inglaterra.

Obras:

Some Anecdotes of Painting in England (1762)
The Castle of Otranto (1764)
The Mysterious Mother (1768)
Historic Doubts on the Life and Reign of Richard III (1768)
On Modern Gardening (1780)
A Description of the Villa of Mr. Horace Walpole (1784)
Hieroglyphic Tales (1785)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s