Gustav Meyrink (1913-1915) Der Golem (El golem)

EG tapa

El narrador, el maestro Athanasius Pernath restaura antigüedades, pule gemas.

Todo comienza con un sueño.

EG

Vive en una habitación en el barrio judío de Praga que da a la calle Hahnpass.

EG1

Aaron Wassertrum es el cambalachero judío, una persona algo siniestra, “su rostro rígido y horrible, con los ojos redondos de besugo y el labio superior leporino y entreabierto”. Tiene una hija (¿o sobrina?), la pelirroja Rosina. También tenía un hijo, el famoso oculista Dr. Wassory, que se suicidó.

La narración, dividida en capítulos titulados sólo con una palabra (“Sueño”, “Día”, “I”, “Praga”, “Ponche”…), transcurrirá enlazando episodios sumergidos en una atmósfera onírica y que además tendrán como protagonistas al estudiante de medicina Innozenz Charousek, andrajoso, de rostro demacrado y tísico, a Angelina, a quien una pesadilla amenaza con ahogarla y que dice ser perseguida por Aaron, al archivero Schemajah Hillel que en el ayuntamiento judío lleva el Registro de Vivos y Muertos y a su hija Miriam, al músico Josua Prokop, al marionetista y polichinela Zwakh y al anciano marionetista y pintor Vrieslander.

La sucesión de acontecimientos misteriosos, con evocaciones místicas y pensamientos escépticos acerca de la existencia, hacen de El golem una obra singular.

“Toda la vida no es nada más que preguntas que han tomado forma, que llevan en sí el germen de las respuestas – respuestas que van preñadas de preguntas. El que vea en ella cualquier otra cosa es un loco.”

A lo largo del libro se reitera la leyenda hebrea que le da título: “Vuelve a despertarse calladamente en mí la leyenda del Golem espectral, de ese hombre artificial que hace tiempo construyera de materia, aquí en el ghetto, un rabino conocedor de la Cábala, quien lo convirtió en un ser autómata y sin pensamiento, al situar tras sus dientes una mágica palabra numérica.”

Originalmente publicada en forma de folletín, El golem sumerge al lector entre los pasadizos de una ciudad oscura y asfixiante, bajo la amenaza real o ficticia de ciertos personajes intrigantes y donde el protagonista parece tener alterada su percepción a tal punto de no saber si realmente es quien dice ser.

(Gustav Meyrink, El golem, traducción de Celia y Alfonso Ungría, Barcelona, Tusquets Editores, Colección Fábula Nº 22, 5ª edición en esta colección, abril 2008, 264 pp.)

* * *

Gustav Meyrink (Gustav Meyer) nació el 19 de enero de 1868 en Viena, Imperio austrohúngaro (hoy Austria) y falleció el 4 de diciembre de 1932 en Starnberg, Bavaria, Alemania.

Novelas:
Der Golem (El golem, 1915)
Das grüne Gesicht (El rostro verde, 1916)
Walpurgisnacht (La noche de Walpurgis, 1917)
Der weiße Dominikaner (El Dominico blanco, 1921)
Der Engel vom westlichen Fenster (El ángel de la ventana de occidente, 1927)

Cuentos:
Der heiße Soldat (El ardiente soldado y otras historias, 1903)
Orquídeas: historias extrañas (1904)
El cuerno mágico del burgués alemán (1909)
Murciélagos (1916)
Goldmachergeschichten (Cuentos de alquimistas, 1925)
El relojero
La muerte morada
El espejo gótico
La Casa de la Última Farola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s