William Ernest Henley, poeta (1849-1903)

INVICTUS

Out of the night that covers me,
Black as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.

1875, publicado en 1888

INCONQUISTABLE

Más allá de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Doy gracias a cualquiera de los dioses que existan
Por mi alma inconquistable.

En la cruel garra de la circunstancia
No he tenido gestos de dolor ni he llorado alto.
Bajo los golpes del azar
Mi cabeza está sangrando, pero está erguida.

Más allá de este lugar de ira y llantos
No se vislumbra sino el horror de la sombra,
Y aún la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin temor.

No importa cuán estrecha la puerta,
Cuán cargada con los castigos la sentencia,
Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

SINCE THOSE WE LOVE AND THOSE WE HATE

Since those we love and those we hate,
With all things mean and all things great,
Pass in a desperate disarray
Over the hills and far away:

It must be, Dear, that, late or soon,
Out of the ken of the watching moon,
We shall abscond with yesterday
Over the hills and far away.

What does it matter? As I deem,
We shall but follow as brave a dream
As ever smiled a wanton May
Over the hills and far away.

We shall remember, and, in pride,
Fare forth, fulfilled and satisfied,
Into the land of Ever-and-Aye,
Over the hills and far away.

PUESTO QUE AQUELLOS QUE AMAMOS Y AQUELLOS QUE ODIAMOS

Puesto que aquellos que amamos y aquellos que odiamos
Con todas las cosas que significan y todas las cosas grandes
Pasan en un desorden desesperado
Sobre las colinas y a lo lejos:

Debe ser, Señor, que, tarde o temprano,
Más allá del conocimiento de la luna que observa,
Debemos fugarnos con el ayer
Sobre las colinas y a lo lejos.

¿Qué importa? Como yo lo considero,
Debemos sino seguir como valientes un sueño
Como siempre sonreímos a un mayo juguetón
Sobre las colinas y a lo lejos.

Debemos recordar, y, orgullosos,
Ir hacia adelante, realizados y satisfechos,
Hacia el país del Para Siempre
Sobre las colinas y a lo lejos.

A LOVE BY THE SEA

Out of the starless night that covers me,
(O tribulation of the wind that rolls!)
Black as the cloud of some tremendous spell,
The susurration of the sighing sea
Sounds like the sobbing whisper of two souls
That tremble in a passion of farewell.

To the desires that trebled life in me,
(O melancholy of the wind that rolls!)
The dreams that seemed the future to foretell,
The hopes that mounted herward like the sea,
To all the sweet things sent on happy souls,
I cannot choose but bid a mute farewell.

And to the girl who was so much to me
(O lamentation of this wind that rolls!)
Since I may not the life of her compel,
Out of the night, beside the sounding sea,
Full of the love that might have blent our souls,
A sad, a last, a long, supreme farewell.

UN AMOR POR EL MAR

Fuera de la noche sin estrellas que me cubre,
(¡Oh tribulación del viento que gira!)
Negra como la nube de algún hechizo terrible,
El murmullo del mar suspirando
Suena como el susurro sollozante de dos almas
Ese temblor en una pasión de despedida.

A los deseos que triplicaron la vida en mí,
(¡Oh melancolía del viento que gira!)
Los sueños que parecían el futuro presagiar,
Las esperanzas que montadas en su defensa como el mar,
A todas las cosas dulces enviadas sobre las almas felices,
No puedo elegir sino ofrecer una despedida muda.

Y a la muchacha que fue muy importante para mí
(¡Oh lamento de este viento que gira!)
Ya que no puedo en la vida obligarla,
Fuera de la noche, junto al mar sonoro,
Lleno del amor que podría haber fundido nuestras almas,
Una triste, una última, una larga, suprema despedida.

A CHILD

A child,
Curious and innocent,
Slips from his Nurse, and rejoicing
Loses himself in the Fair.

Thro’ the jostle and din
Wandering, he revels,
Dreaming, desiring, possessing;
Till, of a sudden
Tired and afraid, he beholds
The sordid assemblage
Just as it is; and he runs
With a sob to his Nurse
(Lighting at last on him),
And in her motherly bosom
Cries him to sleep.

Thus thro’ the World,
Seeing and feeling and knowing,
Goes Man: till at last,
Tired of experience, he turns
To the friendly and comforting breast
Of the old nurse, Death.

UN NIÑO

Un niño,
Curioso e inocente,
Se desprende de su Niñera, y alegremente
Se pierde en la Feria.

A través del empujón y del ruido
Errante, él se revela,
Soñando, deseando, posesionado;
Hasta que, de repente
Cansado y asustado, contempla
El sórdido montaje
Tal como es; y corre
Con un sollozo hacia su Niñera
(Luminosa al final suya),
Y en su seno materno
Lo llama a dormir.

Así a través del Mundo,
Viendo y sintiendo y conociendo,
Va el Hombre: hasta que al final,
Cansado de la experiencia, vuelve
Al amable y confortable pecho
De la vieja niñera, Muerte.

I AM THE REAPER

I am the Reaper.
All things with heedful hook
Silent I gather.
Pale roses touched with the spring,
Tall corn in summer,
Fruits rich with autumn, and frail winter blossoms—
Reaping, still reaping—
All things with heedful hook
Timely I gather.

I am the Sower.
All the unbodied life
Runs through my seed-sheet.
Atom with atom wed,
Each quickening the other,
Fall through my hands, ever changing, still changeless.
Ceaselessly sowing,
Life, incorruptible life,
Flows from my seed-sheet.

Maker and breaker,
I am the ebb and the flood,
Here and Hereafter,
Sped through the tangle and coil
Of infinite nature,
Viewless and soundless I fashion all being.
Taker and giver,
I am the womb and the grave,
The Now and the Ever

SOY EL SEGADOR

Soy el segador,
Todas las cosas con el gancho con cuidado
en silencio reúno.
Rosas pálidas tocadas con la primavera,
Maíz alto en verano,
Ricas frutas con el otoño, y capullos frágiles de invierno—
Segando, aún segando—
Todas las cosas con el gancho con cuidado
A tiempo reúno.

Soy el Sembrador.
Toda la vida incorpórea
Corre a través de mi hoja sembrada.
Átomo con átomo unido en matrimonio,
Cada uno apurando al otro,
Caen a través de mis manos, siempre cambiante, aún inmutables.
Sin cesar sembrando,
Vida, vida incorruptible,
Fluye de mi hoja sembrada.

Hacedor e interruptor,
Soy el flujo y la inundación,
Aquí y En Lo Sucesivo,
Acelerado a través del enredo y el rollo
De la naturaleza infinita,
Invisible y silencioso yo formo a todos los seres.
Tomador y dador,
Soy el útero y la tumba
El Ahora y el Siempre.

*

La traducción es propia.

Los poemas originales en inglés fueron tomados de http://www.poemhunter.com/william-ernest-henley/biography/

*

William Ernest Henley nació el 23 de agosto de 1849 en Gloucester, Inglaterra y falleció el 11 de julio de 1903 en Woking, Inglaterra.

Algunos de sus libros:

A Book of Verses (1888)
London Voluntaries (1893)
Poems (1898)
Hawthorn and Lavender (1899)
For England’s Sake (1900)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s