Olga Orozco

EN TU INMENSA PUPILA Me reconoces, noche, me palpas, me recuentas, no como avara sino como una falsa ciega, o … Más