Nora Bär / Nuevas tecnologías: cómo están cambiando la forma de aprender

(Publicado en La Nación, 21.4.2013, lanacion.com.ar)

Hace más de 2200 años, el matemático, astrónomo y geógrafo griego Eratóstenes logró calcular las dimensiones de la Tierra con un mínimo error. Para llegar a su resultado se basó en la longitud de la sombra proyectada por una vara el mismo día y a la misma hora en dos ciudades diferentes.

Sin calculadora ni iPad, la mayoría de los “gigantes” que nos precedieron, desde Newton hasta Copérnico o Einstein, no necesitaron mucho más que lápiz y papel para realizar aportes monumentales al conocimiento humano. De allí que muchos se pregunten ahora con inquietud cómo está cambiando nuestra forma de aprende r -y hasta el funcionamiento de nuestros circuitos cerebrales- la ubicuidad de las pantallas portátiles e Internet.

Uno de los que avivaron el fuego de la controversia fue el escritor norteamericano Nicholas Carr. En su libro Superficiales. Qué está haciendo Internet con nuestras mentes, plantea que las nuevas tecnologías conspiran contra nuestra capacidad de concentración, reflexión y contemplación. En otras palabras, que están imprimiendo un cambio mayúsculo en nuestra forma de leer y de pensar, y deteriorando nuestros procesos de razonamiento.

“El tema exige dos niveles de análisis -dice el doctor Ezequiel Gleichgerrcht, investigador en neurociencias de la Fundación del Instituto de Neurología Cognitiva y profesor de la Universidad Favaloro-. Por un lado, el evolutivo, para determinar si el cerebro que nos permitía aprender antes es el mismo que el que nos permitirá aprender con esta revolución tecnológica. Resulta muy fácil pensar que nuestro cerebro cambia porque tenemos nuevas necesidades y que esas necesidades se transforman en deseos tan fuertes que pueden incluso transmitirse a nuestros hijos, así como las jirafas supuestamente deseaban tanto alcanzar las hojas altas de los árboles que generación tras generación iban alargando su cuello. Esto no ocurre: los cambios grandes son azarosos y sobreviven los que mejor se adaptan al ambiente. Cuando como sociedad desarrollamos sistemas de escritura y, por ende, la necesidad de aprender a leer y escribir, aquellos cerebros que tenían más capacidad para adaptarse a esas demandas sobrevivieron y es por eso que encontramos en diversos estudios evidencia de que el cerebro lectoescritor tiene algunas diferencias importantes con el de civilizaciones que no tenían ese sistema de comunicación. Por ejemplo, la introducción de la escritura ya no requería tanta memoria y de hecho se ven diferencias en el hipocampo, un área del cerebro fundamental para la consolidación de nuevos recuerdos.”

Para el científico, otro nivel de análisis es el de la adaptación “ontogénica”: es decir, la de un individuo a lo largo de su propia vida.

Y como ilustración ofrece un ejemplo experimental. En un estudio de 2009, un equipo de la Universidad de California en Los Ángeles estudió con resonancia magnética funcional a un grupo de personas de entre 55 y 76 años que eran “vírgenes” en el aspecto tecnológico mientras completaban tareas de búsqueda en Internet y leían en una computadora, y los compararon con dos grupos de coetáneos con muy poca y mucha experiencia en Internet.

ACTIVACIÓN CEREBRAL

Los autores demostraron que todos tenían una activación cerebral similar al leer un texto simple, pero cuando se les pedía buscar en Internet, los experimentados tenían una activación mucho más global e intensa de circuitos frontales, occipitales y temporales, específicamente en áreas ligadas con la toma de decisiones, la motivación, la visión y la memoria.

“Claramente -subraya Gleichgerrcht, director del nuevo Instituto de Neurociencias de la Educación de la Fundación Ineco-, el cerebro de estas personas era estructuralmente similar, pero los que tenían experiencia habían encontrado nuevas formas de activación para afrontar el desafío de las nuevas tecnologías.”

Experimentos realizados en todo el mundo muestran, sin embargo, que no basta la introducción de computadoras per se para instalar cambios en el aprendizaje. “En muchos de ellos se utilizan juegos para estimular capacidades cognitivas, pero arrojan un éxito moderado -explica el doctor Mariano Sigman, investigador del Conicet y profesor visitante de la Universidad Di Tella-. No existe un casco mágico para aprender sin esfuerzo.”

Investigadores del grupo de Sigman, como Andrea Goldin y colegas del Laboratorio de Neurociencia Integrativa de la Universidad de Buenos Aires, entrenaron a chicos de escuelas primarias con juegos de computadora que estimulan la memoria, la capacidad de mantener la atención durante un tiempo prolongado en un mismo problema y la planificación, tres ladrillos básicos del razonamiento humano.

“Incluso con programas de apenas diez minutos diarios durante diez días vimos cambios, pequeños, pero significativos -destaca Sigman-. Las mejoras se traducían en mejoras en otras pruebas de razonamiento y hasta en las notas escolares.”

El doctor Antonio Battro, psicólogo e integrante de la Academia Pontificia de Ciencias, es muy entusiasta. Como pionero e impulsor de la introducción de las computadoras en la escuela, sostiene que Piaget no llegó a imaginar que, por el mero hecho de aprender a programar, los niños podrían acceder a las operaciones formales muchos años antes de lo predicho por su teoría de los estadios cognitivos.

Con respecto a si los dispositivos digitales estarían conspirando en contra de la capacidad de atención de grandes y chicos, Battro explica que, de acuerdo con los trabajos de Michael Posner y su escuela, se han identificado circuitos neurales que mantienen el estado de alerta, otros que orientan hacia determinados estímulos sensoriales y finalmente aquellos que son capaces de resolver conflictos, llamados ejecutivos. “La combinación de estas tres redes de control es la que modula la atención durante todo el crecimiento -detalla-. El tema crítico es cómo se pasa del control de padres y maestros al autocontrol de cada individuo.”

Según explica Battro, el cerebro humano puede atender varias cosas al mismo tiempo, pero siempre dentro de un sistema dinámico. “La capacidad de concentración depende de múltiples factores biológicos, emocionales, cognitivos, familiares, sociales y culturales -subraya-. Los medios electrónicos exigen tomar decisiones con rapidez; la «opción clic» es fundamental y decisiva para navegar en la Red. Pero saltar de un tema a otro puede tanto estimular la sana curiosidad y la genuina creatividad como esterilizar una búsqueda o un aprendizaje. La pedagogía en la era digital debe profundizar en estas nuevas oportunidades y desafíos que son inéditos en la historia de la educación.”

Hay quienes, sin embargo, incluso tomando la presencia de las computadoras y sucedáneos en el medio ambiente infantil como un hecho positivo advierten que no hay que bajar la guardia.

RED ADICTIVA

“El cerebro humano funciona bastante bien en ciertas escalas temporales -explica Sigman-, por eso las escenas de las películas duran siempre más o menos lo mismo (unos 10 segundos). Pero a veces uno entra en ciclos que van mucho más rápido, como los comedores compulsivos. Hay algo en Internet que se asemeja a eso: es adictiva. Entrena y reemplaza al sistema de recompensa en las cosas más primarias. Y al entrar en ese ritmo uno entra en un circuito que no necesariamente funciona bien para la adquisición y consolidación de conocimiento. Son temas que se están empezando a estudiar.”

Más adelante, el físico y neurocientífico advierte: “Lo que dice Carr tiene cierto sustento y es razonable. Uno con la computadora «terceriza» cosas que antes hacía por sí mismo. Por ejemplo, los cálculos mentales. Ahora directamente los delegamos en las máquinas, aunque sabemos que no es bueno, porque el cálculo no sólo sirve para calcular, sino que es un modelo de razonamiento. A veces, uno estudia algo en el colegio y diez años después lo olvida, pero no importa: lo importante no es el ejercicio en sí, sino el desarrollo de dominios cognitivos. Hay que tomarlas con cierto cuidado”.

* * *

Editora de la sección Ciencia/Salud de LA NACION, Nora Bär se incorporó en 1990 a la Redacción del diario, aunque comenzó como colaboradora en 1980, siempre en su especialidad, el periodismo científico. Nació en Buenos Aires en 1951, fue maestra, estudió la carrera de Letras y de traductorado del francés en la Universidad de Buenos Aires y tiene cuatro hijos. Pertenece a la International Science Writers Association y es columnista de varios programas radiales. En 1997 obtuvo el diploma al mérito en divulgación científica otorgado por la Fundación Konex. En 2002, se incorporó a la Academia Nacional de Periodismo. nbar@lanacion.com.ar

Guillermo Jaim Etcheverry / Tiempo de replantear la tarea de educar

(Publicado en Clarín, 17.4.2013, clarin.com)

Los argentinos hemos dejado de confiar en la educación como un elemento de progreso. Revertirlo es un compromiso de todos.

Los problemas que enfrenta la educación argentina, ya tan bien conocidos, pueden sintetizarse señalando que:

1. contamos con relativamente pocos ciudadanos educados: de cada 100 niños que comienzan la educación primaria, al cabo de doce años sólo 37 completarán el nivel medio;

2. casi la mitad de quienes lo hacen tiene dificultades para comprender lo que leen y para realizar simples ejercicios de matemática;

3. existen marcadas desigualdades tanto en la cantidad como en la calidad de la educación que reciben los alumnos dependiendo de los niveles sociales, económicos y culturales de las familias de las que provienen;

4. hay en el país casi un millón de jóvenes menores de 25 años queno trabajan ni estudian, es decir, que no hacen nada;

5. asistimos a una alarmante declinación de la escuela públicaque en el pasado resultó esencial para intentar igualar las oportunidades y formar nuestra ciudadanía.

Es innegable que en los últimos años el país ha realizado un importante y muy auspicioso esfuerzo destinado a promover la educación como lo demuestra el significativo incremento de la inversión con esa finalidad en relación al producto interno bruto. Sin embargo, ese aumento de recursos no se ha visto reflejado en una mejoría sustancial de los indicadores relacionados con la cantidadde personas educadas y con la calidad de la educación que han recibido.

¿Qué hacer para revertir esta preocupante situación? Resulta evidente que, aunque no en las palabras, en los hechos hemosdejado de confiar en la educación como un elemento de progreso individual y social. Se ha roto el pacto fundante de la escuela basado en la alianza de los padres
con los maestros para educar a sus hijos. Hoy los padres se unen a ellos en contra de la institución educativa a la que perciben como una herramienta social de opresión, que condiciona la entrega del bien deseado, la certificación.

Aunque cueste admitirlo, el interés está centrado en eliminar esos requisitos, una evidencia más del facilismo que está permeando toda nuestra sociedad.

Es preciso volver a pensar que la educación es esencial para la construcción de las personas y que supone un cierto compromiso de todos, una aceptación de la necesidad de dedicarle una atención y un esfuerzo que trascienden lo simplemente formal. De allí que resulte prioritario recuperar el prestigio social de la educación cuya caída se evidencia en la escasa consideración de la que hoy gozan los docentes que refleja esa pérdida de confianza en la educación. Maestros y profesores son concebidos como los cuidadores de la guardería ilustrada en la que se está transformando la escuela.

Cada día ésta es más un centro de asistencia social que una institución cuya tarea central es la de formar seres humanos. Darles de comer, sí, pero también darles de leer, introducir a las nuevas generaciones al saber y al conocimiento, proporcionarles el acceso a las herramientas que nos hacen humanos. La calidad docente, clave de la enseñanza, exige la previa reconstrucción de esa confianza perdida en la educación, el replanteo de sus objetivos en estas épocas en que la sociedad experimenta profundas mutaciones.

Nos singulariza como humanos la capacidad de reflexionar, crear, imaginar. Y sólo es posible manejando una serie de conocimientos y saberes concretos, de experiencias personales. Si no nos proponemos transmitir esa herencia cultural ­esas posibilidades de lo humano como lo señala Hesíodo, poeta griego del siglo VIII A.C., cuando dice “La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser“­ no cumpliremos con nuestra función de introductores de las nuevas generaciones a un mundo que existía antes de que ellas llegaran y que, esperemos, continuará cuando lo abandonen.
* Ex Rector de la UBA, miembro de la Academia Nacional de Educación y del Consejo Asesor de Clarín Educación.

Ezequiel Fernández Moores / A seguir corriendo

(Publicado en La Nación, 17.4.2013, canchallena.lanacion.com.ar)

Omar, un antiimperialista radical, y su hermano Waj, voluntariosos, pero torpes, matan por error a jihadistas en un campo de entrenamiento para terroristas en Paquistán. Se unen al revolucionario Barry, al rapero Hassan y a Faisal, un ingenuo que adiestra cuervos para transportar bombas. Son musulmanes británicos que quieren inmolarse matando infieles. Son los protagonistas centrales de Four lions (Cuatro leones), una sátira al fundamentalismo religioso, pero también a la brutalidad policial y a la manipulación de la prensa occidental, dirigida por el inglés Chris Morris y ganadora de varios premios en 2010. Waj atacará disfrazado de ostra; Barry, de tortuga ninja, y Hassan, de payaso. Omar propone hacer volar una mezquita para “radicalizar a los moderados”. Waj quiere hacer volar Internet. Omar, que atacará vestido del héroe infantil Honey Monster, impone finalmente su idea. El absurdo comando suicida decide atentar contra la maratón de Londres. 

Los terroristas estilo Monty Python fracasan por torpes, pero el simple recuerdo del film, que la BBC se negó a financiar y cuyo estreno en 2010 provocó polémicas, inquieta aún más cinco días antes de que Londres celebre su maratón 2013 con 37.000 inscriptos y cuando todavía se cuentan las víctimas de las bombas que explotaron anteayer en la maratón de Boston. “¿Por qué aquí? ¿Por qué en la maratón?” John Thumacki, fotógrafo del Boston Globe durante treinta años, finalista del Pulitzer por su trabajo sobre la caída del muro de Berlín, cuenta que eso fue lo que más escuchó apenas explotaron las bombas. Segundos después de la primera explosión, Thumacki, que cubrió más de veinte maratones de Boston, ya estaba disparando su cámara y transmitiendo las imágenes por computadora desde la línea de llegada. La primera foto mostró a un corredor caído, rodeado de tres policías. Bill Iffrig fue ayudado a levantarse. Con la rodilla lastimada, y después de correr más de cuatro horas, Iffrig caminó los tres metros que le faltaban porque quiso completar los 42 kilómetros. Y luego caminó un kilómetro más hasta su hotel. Tiene 78 años. Otra foto que recorrió el mundo muestra a un hombre de 73 años empujando una silla de ruedas. Es Dick Hoyt, que lleva a su hijo Rick, de 51, que sufre parálisis cerebral. El “Team Hoyt”, como se lo llama, corre así la maratón de Boston desde hace 31 años. Recaudan dinero para obras benéficas. Y el padre fortalece el vínculo con su hijo. 

Incómoda por recorrido y clima, y sin el dinero de la maratón de Nueva York, Boston corre tradicionalmente en el feriado del “Patriot’s Day”, un recuerdo de la guerra de independencia de Estados Unidos, primeras batallas contra tropas británicas el 19 de abril de 1775. El sentimiento patriótico en la maratón de Boston se hizo muy presente en la edición de 1951, en plena Guerra de Corea. Yun Bok Suh, campeón de la maratón de 1947, fue el primer coreano ganador de una prueba internacional desde la independencia de Japón. Sus compatriotas Kee Yong Ham, Gil Yoon Song y Yun Chil Choi sorprendieron al mundo atlético al ocupar los tres primeros puestos de la maratón de 1950. Al año siguiente, Walter Brown, mítico director de la prueba de Boston, prohibió la inscripción de corredores coreanos. “Mientras soldados de Estados Unidos combaten y mueren en Corea -dijo Brown-, todo coreano debería pelear por su país en lugar de correr maratones.” Más de medio siglo después, furiosos mensajes en diarios y radios se preguntan hoy si el atentado del lunes podría haber sido obra de la ahora odiada Corea del Norte. 

“Son el demonio, matémoslos a todos”, tuiteó el lunes pasado Erik Rush, de Fox News. No hablaba de los norcoreanos, sino de los musulmanes. De modo sarcástico, aclaró luego. La misma cadena lanzó ayer los primeros rumores sobre supuestos sospechosos musulmanes. En la Web le recordaron los cientos de bombas que Estados Unidos lanzó históricamente y sigue arrojando aún hoy a poblaciones civiles. Muertos que no tienen la misma prensa que Boston. Y citaron antecedentes de lunáticos locales, como el unabomber que en 1995 mató a 168 personas en Oklahoma. Fue también un 19 de abril, como el Patriot’s Day. El viernes se cumplen 18 años. ¿Algún otro loco habrá querido recordarlo?, se preguntan especialistas. El mismo día del atentado en la maratón de Boston, recuerdan otros, se celebró el 66° aniversario del primer jugador negro que desafió leyes racistas y jugó en la liga profesional de béisbol (MLB). El “Jackie Robinson Day” fue fortalecido por el gobierno de Barack Obama. “Cuando algunos medios hablan del presidente como un comunista, un musulmán que no nació aquí, me pregunto si no están incitando instintos primarios y yendo demasiado lejos”, escribió un mensaje en The New York Times. El diario editorializó ayer contra el senador republicano Steve King, que, apenas después de que estallaron las bombas, apuntó al mundo musulmán y pidió parar la reforma legal de Obama sobre la inmigración. Milicias y grupos radicales antigobierno, denunció una organización de derechos civiles, crecieron en los últimos cuatro años de 149 a 1360. 

¿Y el deporte? La inocencia, si todavía algo quedaba, se perdió definitivamente cuando un comando palestino asesinó a atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de 1972. Fue la “masacre de Munich”. Escenario de juego, alegría, esperanzas y emociones, el deporte ya había incorporado tensiones políticas y económicas, pero, hasta antes de Munich, la competencia se creía sagrada. Después de Munich, los Juegos Olímpicos, que fueron otra vez atacados en Atlanta 96 por un fanático local que había apuntado antes contra discotecas gays y clínicas que practicaban abortos, pasaron a celebrarse en fortalezas custodiadas desde barcos y aviones, con miles de soldados, comandos especiales, radares, misiles y millones de dólares invertidos en seguridad. La vidriera global del deporte tienta a todos. Políticos y comerciantes. Y también a terroristas o simples lunáticos. Se esperan igualmente unos 37.000 corredores este domingo en Londres. El deporte como señal poderosa de vuelta a la normalidad. Correrán por placer, pasión, adicción, moda o desafío. La maratón, larga y accidentada, es acaso la carrera que más se parece a la vida. Pero ninguna escena previó los muertos y mutilados de Boston. La gloriosa llegada, la línea que premia el esfuerzo, aliviadora y emotiva, se convirtió en escena de guerra. 

En 1967, Katherine Switzer desafió reglamentos y corrió la maratón de Boston entre los hombres. Se inscribió como K. V. Switzer y corrió con pantalones largos. “¡Váyase inmediatamente de aquí!”, le gritó empujándola el oficial Jock Semple al advertir que era una mujer, a los pocos kilómetros de la largada. Otros competidores que corrían junto con Katherine reaccionaron empujando ellos a Semple para que la mujer pudiera seguir corriendo. Como todos, sin exclusiones. Y con los ojos abiertos. En noviembre pasado, Estados Unidos ya había sufrido con la última maratón de Nueva York, que debió ser cancelada por el huracán Sandy. Muchos corredores protestaron la decisión, corrieron simbólicamente por el Central Park y pasearon luego por la Quinta Avenida. Otros eligieron correr en la zona del desastre, ayudando a las víctimas de la tragedia. Acaso escucharon la voz de Switzer, la mujer que no quiso renunciar a correr. “Si estás perdiendo la fe en la naturaleza humana -dijo Switzer-, salí y mirá una maratón.”

Allen Ginsberg / Transcripción de música de órgano

TRANSCRIPCIÓN DE MÚSICA DE ÓRGANO

La flor del frasco de cacahuetes que estaba antes en la cocina está
retorcida en busca de un lugar donde haya luz,
la puerta del armario se abrió, ya que lo utilicé antes, gentilmente
ha permanecido abierta esperándome a mí, su dueño.

Comencé a sentir mi miseria en el jergón sobre el suelo, escuchando
música, mi miseria, es por eso por lo que deseo
cantar.
La habitación se cerró sobre mí, yo esperaba la presencia del Creador,
vi las paredes y el techo pintados de gris, contenían mi
habitación, me contenían a mí
de la misma forma en que el cielo contenía mi jardín,
abrí la puerta
La parra virgen trepaba por el poste del porche, las hojas
en la noche seguían aún en el lugar en el que las había situado el
día, las cabezas de animal de las flores donde habían surgido
para pensar hacia el sol

¿Puedo acaso recuperar las palabras? ¿Acaso el pensamiento
o la transcripción nublarán la visión de mi avizor ojo
mental?

La bondadosa búsqueda de crecimiento, el gracioso deseo
de existir de las flores, mi casi éxtasis por vivir entre ellas.

El privilegio de ser testigo de mi existencia —también tú
debes buscar el sol…

Mis libros apilados ante mi para que los use
esperando en el espacio donde los situé, no han desaparecido,
el tiempo ha dejado atrás sus remanentes y cualidades para que
yo las utilice — mis palabras amontonadas, mis textos, mis manuscritos,
mis amores.
Tuve un instante de clarividencia, presencié el sentimiento
en el corazón de las cosas, salí caminando al jardín con los ojos
anegados en lágrimas.
Vi los rojos capullos a la luz de la noche, el sol se ha ido,
todos habían crecido, en un momento, y estaban esperando inmóviles
en el tiempo esperando a que el sol del día naciera y les otorgara…
Flores que como en un sueño en el ocaso yo regaba
fielmente sin saber cuánto las amaba.
Estoy tan solo en mi gloria — excepto que ellos están
también ahí fuera. Alcé la mirada — esos rojos capullos de arbusto
que me llaman y se asoman a la ventana esperando con ciego amor,
también sus hojas tienen esperanza y están vueltas hacia el cielo para
recibir — toda la creación está abierta para recibir — la propia y
plana tierra.

La música desciende, como lo hace el esbelto tallo
arqueado por el pesado capullo, porque tiene que hacerlo, para
permanecer viva, para continuar hasta la última gota de felicidad.
El mundo conoce el amor que anida en su pecho como en
la flor, el sufriente y solitario mundo.
El Padre es misericordioso.

El enchufe de la luz está toscamente fijado al techo,
después que la casa fuera construida, para recibir un enchufe que
encaja en él y que da ahora servicio a mi fonógrafo…

La puerta del armario está abierta para mí, donde la dejé,
desde que la dejé abierta ha permanecido graciosamente abierta.
La cocina carece de puerta, el hueco que tiene me
admitiría caso de que deseara penetrar en la cocina.
Recuerdo la primera vez que me llevaron a la cama, H.B.
graciosamente se apoderó de mi cereza *, me senté en los muelles de
Provincetown, a los 23 años, gozoso, elevado en mi esperanza con el
Padre, la entrada al útero estaba abierta para darme entrada si es
que así lo deseaba.
Existen enchufes sin utilizar por toda mi casa si es que
alguna vez los necesito.
La ventana de la cocina está abierta para dejar entrar el
aire…
El teléfono — triste es decirlo — reposa en el suelo — no
tengo dinero para que me den línea.
Quiero que la gente haga reverencias al verme y que diga
le ha sido otorgado el don de la poesía, ha sido testigo de la presencia
del Creador.
Y el creador me dio una dosis de su presencia para
gratificar mi deseo, para no defraudar así mi anhelo de él.

Berkeley, 1955

* Cherry: virginidad.

* * *

Irwin Allen Ginsberg nació el 3 de junio de 1926 en Newark, New Jersey, EEUU y falleció el 5 de abril de 1997 en New York City, New York, EEUU.

Richard Nathaniel Wright / Entre el mundo y yo

Y una mañana cuando estaba en el bosque me encontré de pronto ante la cosa,
Me la encontré en un claro verde guardado por álamos y robles escamosos.
Y los mugrientos detalles de la escena se elevaron, colocándose entre el mundo y yo.

Había un diseño de huesos blancos durmiendo olvidados sobre una almohada de cenizas.
Y el muñón carbonizado de un árbol apuntando en forma acusadora su lento dedo franco al cielo.
Había rotas extremidades de árboles, pequeñas venas de hojas quemadas y un rollo chamuscado de cáñamos grasientos:
Un zapato vacante, una corbata vacía, una camisa rasgada, un solitario sombrero y un par de pantalones llenos de sangre negra
Y sobre el pasto pisoteado había botones, fósforos muertos, puchos de cigarros y cugarrillos, cáscaras de maní, un seco frasco de gin y el lápiz labial de una prsotituta;
Trazos diseminados de alquitrán, un incansable adorno de plumas y el prolongado aroma de la gasolina.
Y a través del aire de la mañana el sol vertía una sorpresa amarilla en las cuencas de los ojos de un cráneo de piedra…
Y mientras yo estaba allí, una fría piedad congeló mi mente por la vida que había terminado.
El suelo agarró mis pies y mi corazón fue rodeado por heladas paredes de miedo.
El sol murió en el cielo; un viento de noche murmuró en el pasto y manoseó a las hojas en los árboles; el bosque se vació en gruñidos de jauría; la oscuridad gritó con voces sedientas y los testigos se levantaron y vivieron.
Los secos huesos se agitaron, sonaron, se elevaron fundiéndose con mis huesos.
Las grises cenizas formaron carne firme y negra, penetrando en mi carne.
El frasco de gin pasó de boca en boca; los cigarros y los cigarrillos se encendieron, la prostituta manchó de rojo sus labios,
Y mil rostros se arremolinaron a mi alrededor, clamando por el incendio de mi vida…

Y entonces me tuvieron, me desnudaron, batiendo mis dientes en la garganta hasta que tragué mi propia sangre.
Ahogaron mi voz en el tumulto de sus voces y mi cuerpo mojado y negro resbalaba y rodaba en sus manos mientras me ataban a un tronco.
Y mi piel se adhería al caliente alquitrán burbujeante, cayendo de mí sobre los blandos terrenos.
Y los plumones y las púas de las blancas plumas penetraron en mi carne cruda y yo gemí en mi agonía.
Entonces enfriaron piadosamente mi sangre, enfriada con un bautismo de gasolina
Y en una llamarada de rojo me elevé al cielo como el dolor se levanta como agua, mis extremidades hirviendo.
Jadeando, implorando, me agarré como un niño a los calientes costados de la muerte.
Ahora yo soy huesos secos y mi rostro un cráneo de piedra mirando al sol en sorpresa amarilla.

(Traducción de Marcelo Covián)

* * *

Richard Nathaniel Wright nació el 4 de septiembre de 1908 en Plantation, Roxie, Mississippi, EEUU y falleció el 28 de noviembre de 1960 en Paris, Francia.

La mejor música medieval

Una excelente selección de música del Medioevo con una duración de 10 horas.

Gregorian Chant, The medieval music in Spain,England,France, Italy,Germany,Denmark, Portugal,and others . The troubadours,The old song , The chants of the Mass, Pieces of origin psalmodic, versified Parts Tropos and sequences ,Monodia profane,the troubadours, the minstrels,  polyphony, Ars Antiqua,Italian Trecento   medieval organology,  Strings, Woodwind, Percussion and more.

Notker the Stammerer († 912), a Benedictine monk of the Abbey of St. Gall, creator of the first tropes
Ekkehard I († 973), Abbot of St. Gallen
Hermann Contract († 1054) of the Abbey of Reichenau, theorist
Bernon († 1048), Abbot of Reichenau, musicologist
Wipo († 1060) chaplain at the court of Burgundy, author of Victimae paschali
Adam of St. Victor († 1177), Augustine (Abbey of St. Victor in Paris), author of prose
Stephen Langton (Canterbury, † 1228)
Thomas of Celano († 1256), Franciscan, last editor-composer of the Dies irae
Saint Thomas Aquinas († 1274), Dominican alleged perpetrator of Lauda Sion and Pange lingua
Jacopone da Todi († 1306), a Franciscan, author of the Stabat Mater
School of Our Lady
Lion (1150 – 1210)
Perotin (1160 – 1230)
Philip the Chancellor (1165 – 1236), chancellor of the church of Paris, poet (not the composer)
Adam de la Halle (1240 – 1287), Arras, both composer and monodiste polyphonist
Petrus de Cruce, or Pierre de la Croix (1270 -), composer and theorist
Philippe de Vitry (1291 – 1361), composer and theorist
Guillaume de Machaut (1300 – 1377), composer and poet
Francesco Landini (ca. 1325-1397)
Johannes Ciconia (1335 – 1411), Liège, became canon of Padua
Music of the medieval Gothic age or era (1150-1500) (1200-1500)
Caserta Philippus (c. 1350-1420)
John Dunstable (1390 – 1453), astronomer and musician
Tinctoris Johannes (1435 – 1511), composer and theorist
Troubadours, minstrels and Minnesänger
William IX, Duke of Aquitaine and Count of Poitiers (1071 – 1127)
Jaufré Rudel († 1150)
Marcabru († 1140)
Ventadour Bernard (1125 – 1195)
Peire Vidal († 1205)
Raimbaut of Vaqueiras († 1207)
Aimeric of Péguilhan
Arnaut Daniel († 1210)
Folquet Marseille († 1231)
Guiraut Riquier († 1298)
Troubadours
Blondel de Nesle (eleventh century)
Chrétien de Troyes (1120 – 1180)
Richard the Lion Heart († 1199)
Conon de Bethune († 1219)
Gace Brulé († 1220)
Coinci Gautier (1178 – 1236)
Gautier d’Epinal (thirteenth century?)
Jacques Cysoing (thirteenth century?)
Colin Muset (~ 1210-1250)
Thibaut IV of Champagne, King of Navarre († 1258)
Henry III of Brabant (c. 1231-1261)
Jehan Bretel († 1272)
Adam de la Halle (1237 – 1287)
Minnesänger
Hendrik van Veldeke (late twelfth century)
Hartmann von Aue († between 1210 and 1220)
Wolfram von Eschenbach (c. 1170 – 1220)
Walter von der Vogelweide (1170 – 1230)
Neidhart von Reuental (circa 1190 – circa 1236)
Konrad von Würzburg (circa 1225-1287)
John I of Brabant (1253 – 1294)
Heinrich Frauenlob (between 1250 and 1260 to 1318)
Oswald von Wolkenstein (ca. 1376-1445)
Tudors music
Antiphonal: the antiphon Salve Regina
Ode Ut Queant laxis (from which appointed the musical notes)
Miracles of Our Lady of Gautier Coinci
The Cantigas de Santa Maria of Alfonso the Wise (Alfonso El Sabio: Alphonse the scholar),The Jeu de Robin et Marion, Adam de la Halle
Mass of Our Lady of Guillaume de Machaut
the trope,organum,conduit
the descant,the drone,gymel the English,the motet
the madrigal of the Trecento (fourteenth-century Italian madrigal)
Instruments :The rebec, the dulcimer, the fiddle, harps, lyres, Psalter, the monochord, lutes, guitars, violas, The organistrum ,Percussion, Woodwind

Por las 51 personas muertas en las inundaciones

Hace algo más de un año 51 personas morían en una tragedia ferroviaria en la estación Once de trenes, en el centro de la ciudad de Buenos Aires.

El martes 2 de abril, otras 51 personas murieron a causa del temporal de lluvia que cayó sobre la ciudad, el Gran Buenos Aires y la ciudad de La Plata.

Una coincidencia que es lo desesperadamente habitual en la Argentina: la muerte que puede evitarse, pero que por desidia de los que nos tienen que cuidar, por no llevar a la práctica las tareas de una planificación acorde con las necesidades de la gente, por no ocuparse de lo que realmente es beneficioso y saludable para cada uno de nosotros, una tragedia sucedió nuevamente.

Personas que murieron, personas que perdieron todas sus cosas.

Personas que tenían sueños, ilusiones y que de un momento a otro ya no están más.

Personas únicas e irrepetibles.

Un Estado que no protege a sus habitantes es un Estado asesino.

QEPD las 51 personas muertas.

Nik

Ilustración de Nik en su espacio de humor político del diario La Nación, 4.4.2013

Cómo ayudar a los damnificados por el temporal

Enterate dónde poder realizar donaciones de ropa, alimento y colchones para los afectados por las inundaciones tras la tormenta de ayer en Capital y la provincia de Buenos Aires

nte la desesperante situación en la ciudad y la provincia de Buenos Aires por el temporal que dejó, por lo menos, 51 muertos y 1000 evacuados, fundaciones solidarias reciben alimentos no perecederos, ropa y colchones para ayudar a los afectados.

Seguí a las fundaciones en Twitter.

Ciudad de Buenos Aires

  • Montserrat: Plaza de Mayo. Desde hoy a las 14, Red Solidaria convoca a llevar donaciones a la Catedral de Buenos Aires, donde habrá un camión que llevará donaciones a distintos centros de ayuda a los afectados de La Plata
    Avenida de Mayo 822 4° A. Mundo Villa pide ayuda para el barrio Los Piletones.Tel: 4343-0136.
    Piedras 610 (La Cámpora)
    Tacuarí 143 (Confianza Pública). De 10 a 18. Reciben donaciones y dan asesoramiento legal gratuito a las víctimas.
  • La Boca: Avenida España 2230 (Un techo- Caminos Solidarios- Un minuto de vos- Mundo invisible)
  • Palermo: Carranza 1962 (Fundación Sí)
    Gurruchaga 2122 (Nuevo Encuentro)
  • Colegiales: Avenida Federico Lacroze 3381(Nuevo Encuentro)
  • Villa Crespo: Club Náutico Hacoaj: Av. Estado de Israel 4156
    Tzedek: Serrano 333, de 10 a 17 hs
  • Liniers: Cuzco 150 (Santuario San Cayetano)
  • Recoleta: Uriburu 920 (FUBA – Federación Universitaria de Buenos Aires)
  • Flores: Bonifacio 2759 (Tel: 4612-2299)
  • Saavedra: Pico 3500. Se reciben donaciones para los afectados del barrio Mitre.
    Quesada 2602 (Cruz Roja Argentina)
  • Belgrano: NCI Emanu El: Arcos 2319, 13 a 19 hs
  • Caballito: Bogotá166.(Asociaciones Corredores de TC)
  • Lugano: Parroquia Madre de Dios (Av. Escalada 2350)
  • Balvanera: Combate de los Pozos 550 (Barrios de Pie)
  • Los comités de UCR Capital estarán abiertos para albergar y asistir a damnificados. Consultas al 4372-0775.
  • UADE: Lima 775 (sede UADE Monserrat – Capital Federal).

UADE, por medio de su Programa de Relaciones con la Comunidad, está recibiendo donaciones de alimentos no perecederos, agua, velas, pañales para chicos, y mantas o frazadas, para enviar como ayuda a damnificados

Fútbol solidario: cómo ayudar a las víctimas del temporal

Provincia de Buenos Aires

  • Santos Lugares: Sudamérica 2235 (Red Solidaria en Caseros, Parroquia “El Buen Pastor”)
  • Banfield: José María Penna 1610. El Club Defensores de Banfield recibe donaciones de lunes a viernes de 14 a 21
  • Lomas de Zamora: Comunidad Dr. Herzl: Meeks 356, de 10 a 17 hs
  • Florida: Melo 2902. La Parroquia Nuestra Señora de la Guardia recibe donaciones de lunes a viernes de 16 a 19
  • Lamroth Hakol: Caseros 1450, de 10 a 17 hs
  • San Fernando: Gandolfo 5059 (Parroquia Itatí de Virreyes). Teléfono para consultas (Cáritas San Isidro): 47424484
  • Tigre: Club Náutico Hacoaj: Luis García 943
  • Beccar: Colegio Marín (Av. Libertador 17115)
    Parroquia Nuestra Sra de la Cava (Alvarado 1355)
  • Boulogne: Gorriti 1574. La Parroquia San Ignacio de Loyola abrió un comedor.
  • Florencia Varela: Kabul 958 ( El Comedor de Soledad ) Tel: 15-5809-3457 (Soledad Silveira) o de.todo@live.com.ar
  • Nordelta: Av. de Los Lagos 6660 (Oficina de la Fundación Nordelta en el Centro Comercial Nordelta). De lunes a viernes de 9 a 13 y de 14 a 17.30. Las donaciones serán entregadas a la Delegación Municipal de Las Tunas, para que distribuya a los afectados del barrio Las Tunas.
  • Ramos Mejía: Alvarado 527 (Barrios de Pie)
  • Rafael Castillo: Carlos Casares 1149 (Barrios de Pie)
  • San Martín: Palacio Municipal, Belgrano 3747. Entre las 8 y las 18.
  • Azul: San Martín 667
  • Bahía Blanca: San Martín 667
  • Cariló: Paseo de la Horqueta. Local 5
  • Chivilcoy: Pellegrini 901
  • Bolívar: San Martín 408
  • Olavarría: Moreno 2958
  • Saladillo: Av. Moreno 3443
  • Tandil: Belgrano 985

La Plata:

  • Club Estudiantes de La Plata, en City Bell y 49 entre 9 y 10
  • Partido Socialista: 49 entre 9 y 10
  • UB de la JP, calle 4 N° 643 e/ 44 y 45
  • UB Liliana “Turca” Barbieri Diag. 73 N° 375
  • Centro Cultural ” La Vecindad” Diag. 79 N° 298 esq. 117
  • UB Néstor Kirchner de Altos de San Lorenzo, calle 19 e/ 85 y 86
  • Club Centenario City Bell 461 entre 13 c y 14
  • En ABSA del Parque San Martín (25 y 51) reparten agua potable, solo hay que llevar bidones
  • 9 y 48 (Escuela)
  • Club Chacarita (30 y 73)
  • Club San Martín (7 y 523). Tel: (0221) 422-3614
  • 4 y 85 (Iglesia)
  • Calle 4 al 883, entre 49 y 50
  • 123 entre 67 y 68 (Club)
  • Centro Cultural Mil Flores 13 (5 entre 63 y 64)
  •  Escuela 60 (Calle 2 bis y 515 bis)

 Consejo municipal de la mujer (Calle 50 entre 6 y 7 -Pasaje Dardo Rocha-1º piso, oficina 115.). De lunes a viernes, de 8 a 14 horas. Teléfono: 423-2232

  • Facultad de Odontología.
  • Museo de Cs. Naturales 122 y 60
  • Facultad de periodismo
  • Facultad de Derecho 48 e 6 y 7
  • Club Círculo Tolosano 115 bis y 528
  • Calle 4 entre 44 y 45
  • Comedor Héroes de Malvinas: 153 e 64 y 65
  • En 19 entre 85 y 86
  • Facultad de trabajo social en 9 y 63, secretaría de Extensión
  • Club San Martín 7 y 523
  •  Calle 50 N°706

 En el interior

  • Rosario: Laprida 2129. Jueves 4 y viernes 5 de abril (Red Solidaria de Organizaciones Comunitarias; El Hogar; Rosario Solidaria)

Ominim: 9 de Julio 948 (Comodoro Rivadavia); Urquiza 46 (Alta Gracia); Palmares Open Mall, Godoy Cruz (Mendoza); Sarmiento 2039 (Posadas); Irigoyen 196 (Viedma) y Av. Ignacio de la Roza 813 Oeste (San Juan).

También se puede hacer un aporte para la Fundación Sí en:

Caja de Ahorro Especial N 4-054-0001458293-3 Banco Hipotecario
CBU 0440054-74000014582933-9
Titular: Fundación SI Argentina
CUIT: 30-71250682-9

Más información: info@fundacionsi.org.ar y 4858-0154

O para Cáritas:

Se puede depositar dinero en la cuenta corriente del Banco Nación Nº 35869/51 -Sucursal Plaza de Mayo (0085). CBU 01105995-20000035869519, a nombre de: Cáritas Argentina Emergencia, CUIT 30-51731290-4..

Se necesita:
Alimentos
Colchones
Frazadas y sábanas
Toallones
Ropa
Zapatillas
Leche en polvo
Pañales
Velas
Elementos de limpieza
Elementos de higiene

El Ministerio de Planificación dispuso una línea especial de atención telefónica para que los vecinos damnificados. La línea de atención es: 4390-9500 y 8 líneas rotativas.

Ziad Doueiri / Lila dit ça (2004) Lila dice

Lila

Aquí estoy, intentando escribir lo que me pasó ayer. Pero no sé si lo conseguiré. Tengo un montón de notas y se trata de pasarlas a limpio. He empezado al revés, con el margen a la derecha, como en árabe. Es un cuaderno caro. Lo robé esta mañana en el súper. Es increíble lo que se tarda en escribir. No lo sabía. Nunca he leído un libro entero, y me pongo a escribir, ¿qué me habré creído? Mejor hablo de lo de ayer.
Ella se para delante de mí y me dice: ¿A que tengo cara de ángel? Todos lo dicen. ¿Ves mis ojos? Tan claros y azules, les entregarías el alma. Y el pelo, ¿lo ves? Rubio como el de un ángel, la piel blanca.

El narrador de la historia es Chimo (Mohammed Khouas) un muchacho de 19 años que vive con su tía en “Bosque umbrío”, un barrio donde hay mucha población de origen árabe. Ella trabaja en el ayuntamiento. A él le gusta escribir y trabaja manteniendo limpio el cementerio. Es un muchacho pacífico y taciturno. Tiene tres amigos muy distintos a él, Mouloud (Karim Ben Haddou), Jo (Hamid Dkhissi)  y Bakary (Lotfi Chakri).

Lila (Vahina Giocante) es una rubia de 16 años que se muda al barrio con su tía. Chimo se siente atraído por ella y a ella le encanta insinuársele abiertamente aprovechando su timidez. Chimo no puede dejar de intentar encontrarse con ella.

Como mantiene su interés en secreto, un día Mouloud y sus otros amigos se enteran de quién es la mujer que tiene tan abstraído a Chimo y la historia da un giro especial.

Lila dit ca

Lila dice (2004) es una coproducción de Francia y el Reino Unido. Es la segunda película de Ziad Doueiri (y escrita por él) luego de À l’abri les enfants (1998) y antes de su última realización L’attentat (2012). Se ha desempeñado como asistente de cámaras en una veintena de películas.

Muy buena película, excelentemente actuada. Con esos actores que su trabajo lo hacen tan naturalmente que inmediatamente “son” los personajes de la historia. La trama es la del transcurrir de la adolescencia a la adultez joven en un barrio modesto con gente de otro origen, Lila y Chimo sorprendiéndose, descubriéndose en sus alegrías pero también en el dolor.

Margarethe von Trotta (2009) Vision – Aus dem Leben der Hildegard von Bingen

Vision

Margarethe von Trotta nació en Berlín, Alemania en 1942 y dirigió los largometrajes Hannah Arendt (2012), Ich bin die Andere (2006), Rosenstrasse (2003), Das Versprechen (1995), Il lungo silenzio (1993), L’africana (1990), Paura e amore (1988), Rosa Luxemburg (1986), Heller Wahn (1983), Die bleierne Zeit (1981), Schwestern oder Die Balance des Glücks (1979), Das zweite Erwachen der Christa Klages (1978) y Die verlorene Ehre der Katharina Blum (1975) además de películas para televisión.

Vision – Aus dem Leben der Hildegard von Bingen (Vision. Sobre la vida de Hildegard von Bingen) es un film biográfico sobre una figura muy especial de la Edad Media.

Hildegard von Bingen nació el 16 de septiembre de 1098 en Bermersheim vor der Höhe en tiempos del Sacro Imperio Romano Germánico (hoy Alemania) y falleció el 17 de septiembre de 1179 en el Monasterio de Rupertsberg, en Bingen. Fue una mística (tuvo visiones), profetisa, médica, autora de libros y compuso música.

*

HILDEGARD: Hace unos meses vino a mí una luz deslumbrante, una luz destellante descendió desde el límpido cielo. Atravesó mi cerebro, mi pecho y mi corazón como una llama. Sin embargo, ella no quemaba. En cambio calentaba como el sol. Y escuché una voz decir: “Yo soy la luz de la vida que todo lo ilumina. Tú, oh ser humano, tienes el deber de revelar lo escondido. Escribe esto, lo que escuchas y ves.”

MONJE VOLMAR: ¿Y tú no has oído esta voz en sueños?

HILDEGARD: Completamente consciente.

MONJE VOLMAR: ¿Por qué has tardado en revelar esto?

HILDEGARD: Por el escepticismo de las personas.

MONJE VOLMAR: ¿No estimas más que tu experiencia, más que de Dios es enviado por el Diablo?

HILDEGARD: Es una luz tan hermosa, en una belleza así solamente el Omnipresente puede aparecer.

MONJE VOLMAR: ¿Y esa voz también te explicó qué era lo que veías?

HILDEGARD: Yo debo reprender a las personas. Yo debo ayudarles a encontrar el camino de regreso a Dios.

MONJE VOLMAR: Entonces debes seguir esa voz.

*

El 7 de octubre de 2012 el papa Benedicto XVI le otorgó el título de Doctora de la Iglesia.

La película recorre gran parte de la vida de Hildegard, desde el momento en que es llevada por sus padres cuando era una niña para que ingrese en una orden.

En medio de esta historia están las luchas de poder, el rechazo y las dudas de sus superiores respecto a sus visiones y la relación con una nueva discípula.

Excelente la actuación de la hermosa Barbara Sukowa como Hildegard, Heino Ferch (monje Volmar) y Hannah Herzsprung (la discípula Richardis von Stade).

La música de Hildegard von Bingen:

Graciela Melgarejo / Cómo se hace un lector

(Publicado en La Nación, 28.3.2013, lanacion.com.ar)

Hace bastantes años, cuando la Feria del Libro porteña todavía estaba en el predio de Pueyrredón y Figueroa Alcorta, en una de esas noches desapacibles y frías de abril, se desarrollaba una de las últimas mesas redondas del encuentro, que trataba sobre la lectura. Los años no dejan ver, diría Borges, ni recordar tampoco, todos los nombres de los participantes, pero uno de ellos era la entrañable escritora Alicia Steimberg. Como podía esperarse, su ponencia fue deliciosamente irónica y realista. “Cuando yo era muy joven -contó-, ya era raro encontrar gente que leyera; en realidad, leer, y mucho, siempre fue cosa rara, de gente rara.”

Han pasado los años, pero las costumbres parecen no haber cambiado tanto, a pesar de que nunca se ha leído en la forma en que se lee hoy en el mundo entero. Los jóvenes, en particular, leen y leen mucho, porque están en contacto permanentemente con textos: textos visuales y textos lingüísticos, en soporte papel y, sobre todo, en pantallas que les exigen, además, interactuar, reescribir, participar, investigar.

Esta nota se pregunta si esos nuevos lectores, ahora que ya no se ven perseguidos por las famosas “lecturas obligatorias” impuestas por el manual o el profesor de turno en el secundario, y pueden elegir con total libertad, siguen leyendo. El mismo interrogante, hecho al azar, entre algunos conocidos, puede servir para empezar a ubicarse en un contexto que por fuerza será siempre incompleto y cambiante. Por ejemplo, Tomás (21 años), estudiante de abogacía, está leyendo ahora, y en inglés, 1984 , de George Orwell, tomado de la biblioteca de su padre. Alan (21) está preparando la tesina para terminar la carrera de comunicación, y tiene un libro empezado que comenzó a leer por placer y que quizás use para su trabajo final: La segunda revolución china , de Eugenio Bregolat, sobre las ideas con que Deng Xiaoping gobernó China en los años noventa. Ana Francisca (25) cursa veterinaria y comenzó a leer Conducción política de Juan Domingo Perón, por consejo de su padre, y alterna esa lectura con historietas (Maitena , Mafalda y Patoruzito), pero acota que en el trabajo, muchas compañeras de su edad leen novelas de Danielle Steel.

Están, por supuesto, de manera más sistematizada, los resultados de algunas encuestas hechas a partir del Plan de Promoción de la Lectura nacional. Así, la profesora Patricia Bailoff, que participa en el Plan Provincial de Lectura de La Pampa, en el equipo técnico y también como tallerista, cuenta parte de su experiencia: “Luego de recopilar datos de alumnos ya egresados y recibidos, y también escuchando la opinión de jóvenes docentes, pude observar que el gusto por la lectura permanece y que buscan por distintos medios interiorizarse de los libros actuales, cuáles son los más vendidos o cuáles pueden servirles de acuerdo con sus intereses. También van a bibliotecas o pierden horas en las librerías”. La tecnología aparece como una herramienta de ayuda, sobre todo: “Permite el encuentro con los libros y, si no es posible la compra, existe la posibilidad de bajar un PDF, aunque todavía se advierte el gusto por la versión en papel y no tanto la lectura en pantalla”.

Un párrafo aparte merecen, para la profesora Bailoff, aquellos otros a los que directamente no les interesa leer: “Aunque están en los primeros años de una carrera universitaria o de un profesorado, no tienen interés por la lectura. Generalmente leen algún texto ‘suelto’ de Coelho o Bucay, y no leen los diarios, ni siquiera los digitales. No están informados sobre la realidad cotidiana y al preguntarles por el uso de Internet para búsqueda de información o lectura de libros, señalan que no les interesa, pero sí destacan que utilizan mucho Facebook”.

De todas formas, de esas encuestas, se desprenden algunos títulos y temas para tener en cuenta. Mario Vargas Llosa, por distintas razones, aparece con más de un texto: Travesuras de la niña mala , La tía Julia y el escribidor ; entre otros, están Fogwill, Cuentos completos ; Juan José Saer, El entenado ; Siri Hustvedt, El verano sin hombres ; por supuesto, Alejandra Pizarnik, Poesía completa ; novelas de Claudia Piñeiro (en especial, Betibú , que figura en listas de best sellers ); Indias blancas , de Florencia Bonelli; Eduardo Galeano, Las venas abiertas de América Latina , o la trilogía policial de Stieg Larsson, Millennium . Como se ve, elecciones heterogéneas, en las que predominan, además, las hechas por lectoras, porque las mujeres están leyendo más, por lo menos en cantidad.

No a la domesticación

Es cierto que la sociedad puede ser impiadosa con los jóvenes, siempre exigiéndoles ser ese “futuro” inalcanzable, que sus propios padres no lograron conseguir. El filósofo e investigador Hugo E. Biagini ha dedicado su libro La contracultura juvenil. De la emancipación a los indignados (Capital intelectual, 2012) a tratar en parte el tema. Escribe Biagini en la introducción:

La estrecha afinidad entre utopismo y juventud presupone una serie de atributos que pueden ligarse con dicha etapa existencial. […] En ese perfil relativamente singular aparecen matizadamente el inconformismo, la creatividad, el desprendimiento, la preferencia por la acción, el jugarse con osadía, la lealtad, etcétera. Las cualidades mencionadas han hecho que la juventud haya sido glorificada por concentrar todas las virtudes o por su monto de heroicidad y al mismo tiempo se la haya detractado por considerarla fuente de anarquía y perturbación social, con ribetes delictivos.

Es a esa juventud tan pronto endiosada como discriminada a la que la sociedad (sus padres, sus maestros; los adultos, en fin) le pedimos que lea, que lea incluso por lo que el resto no lee ni leerá. Por ello, es muy importante detenerse en este testimonio de una escritora que, como Verónica Sukaczer -también periodista y logogenista; entre otros libros, escribió Hay que ser animal (Segundo Premio Nacional de Literatura Infantil) y Lindo día para volar (mención especial del premio El Barco de Vapor)-, tiene contacto habitual con los jóvenes porque dirige talleres literarios: “Hace poco, tuve dos experiencias que me trastornaron bastante. Por un lado, un grupo de participantes en un taller literario, todos veinteañeros, se aburrieron soberanamente con Fahrenheit 451 , de Ray Bradbury. Y mi hijo adolescente casi se infarta al tener que leer un único cuento de Poe para una tarea escolar”. Un repaso personal de esos mismos textos arrojó la siguiente conclusión: “Me encontré con largas descripciones, diálogos a veces más literarios que reales, con modos de contar que, aunque a mí me siguen apasionando, entiendo que no resulten interesantes para nuestros nativos digitales. Y aquí entran muchos otros elementos que juegan en contra: el caudal cultural de los chicos de hoy en día es decididamente pobre, y por eso no comprenden muchas de las relaciones que el texto hace con momentos históricos o personajes o lo que fuera. También el lenguaje se ha empobrecido, los tiempos de lectura no son los mismos ni de la misma calidad, y las fuentes de distracción son variadas y están encendidas las veinticuatro horas del día”.

Las experiencias de la escritora Silvia Plager (su último libro publicado es Boleros que matan , y ahora Sudamericana reedita La rabina ) son tan variadas como los años que lleva dirigiendo su taller literario. “Empecé coordinando los talleres literarios de los años ochenta en el Centro Cultural San Martín, cuando lo dirigía Javier Torre, con gente de todas las edades. Hoy, personalmente, no elegiría tener en mi grupo a alguien de 20 años, porque hay que tener lecturas básicas, que no siempre han hecho, y porque mi taller es de narración, no de expresión”. También Plager coincide, como lo hará la mayoría de los entrevistados en esta nota, en que “hay que ser lector primero y después escritor. El que no venera el texto escrito no puede ser escritor”. También ella va a destacar que le llama la atención “esa ansiedad por leer el propio texto, antes que leer uno de un escritor consagrado”. De todas maneras, reconoce que cuando ella empezó a hacer taller con el escritor Roger Pla (“que tenía una cultura impresionante; si no habías leído nada de filosofía, te recomendaba qué leer”), en esa época también estaban las chicas que leían tanto Corín Tellado como Herman Hesse (El lobo estepario), porque eran las lecturas de ese momento. Finalmente, Silvia Plager rescata una “expresión escrita” que le parece importante: “Las largas parrafadas en Facebook de comentarios de libros, que se van armando entre los participantes, y que están muy bien escritas y tienen su valor”, y que comprende a gente de todas las edades.

Por esa razón, hay especialistas que creen que un lector, mejor aún, un “buen lector” (porque de eso se trata, en definitiva), puede hacerse como se hace un deportista, un músico, una persona que disfruta de los amigos y de los afectos, o del cine: con acceso frecuente, con disponibilidad del espacio apropiado, del estímulo. Y también de lo que se entienda por “buen, poco o mal lector”. Para Lola Rubio, especialista en literatura infantil y juvenil, bibliotecaria, que está actualmente al frente del Área de Obras para Niños y Adolescentes de la editorial Fondo de Cultura Económica, “hay tantos buenos lectores jóvenes como buenos lectores adultos; lectores frecuentes, habituales, en general muy estimulados por su entorno social, familiar, escolar. Lo interesante es pensar que también hay espacio para generar lectores si la lectura deja de estar tan domesticada, tan asociada a los valores, a lo correcto, a la aceptación de pautas. Para muchos jóvenes, leer es casi como mostrar otra forma de obediencia: algo que puede provocar rechazo en muchos de ellos. La lectura tiene que ser un espacio de rebeldía, ya sea por la temática, por el autor, por el momento elegido para leer. La domesticación juega en contra. Cuántas anécdotas conocemos de grandes lectores que leían a escondidas o leían textos no admitidos (incluso prohibidos), o lo hacían robando tiempo a otras tareas, e incluso enfrentándose a adultos que aseguraban que leer era una pérdida de tiempo. No tendríamos que equiparar el goce de la lectura con el cepillado diario de los dientes”.

Se pueden buscar, entonces, otras maneras de interesar a jóvenes (y adultos) en ese ámbito tan personal e inasible. En principio, ellos mismos se encargan de hacerlo. Por ejemplo, confiando en la recomendación de sus pares, que se da ahora a través de las redes sociales y que permite así convertir -o no- el libro en fenómeno. Como dice la periodista y editora de Norma, Hinde Pomeraniec, “ahí están lo que se llama fandoms , que son nuestros viejos clubes de admiradores. Pueden ser de libros, de series, de cómics”. Estos lectores, muchos de ellos a punto de terminar el secundario, “aman las fan pages y debaten, discuten y hasta les dan ideas a los guionistas o escritores para segundas, terceras o cuartas partes”.

Para Pomeraniec, los temas todavía siguen divididos “entre los lectores que buscan sólo fantasía, distopías y realidades paralelas, y aquellos que prefieren historias más reales, más cercanas, son ésos a los que de adultos les va a gustar leer biografías. Los primeros suelen ser lectores voraces, que consumen grandes tomos; los segundos son más vagos, y por lo tanto les produce tremenda felicidad llegar al final de un libro”.

La vida misma

Esa circulación de la lectura a través de las redes sociales es una de las características más importantes para rescatar hoy. Si bien Eduardo González, autor de novelas juveniles y policiales, está convencido de que los jóvenes lectores provienen de familias lectoras en las que se comparten charlas y opiniones sobre los libros que se publican o se leen, esos libros finalmente hoy forman parte de lo cotidiano, de la vida. “Están los lectores de blogs que se enteran de las opiniones con sus pares a través de la Web. El cine es otro medio de abordaje a la lectura, como así también algunas series, ya que muchos llegan a los libros después de verlas: Crepúsculo,  Los juegos del hambre, Juego de tronos “, películas que también comparten con los adultos, por lo que se da un interesante intercambio generacional, como cuando en la casa todo el mundo leyó la serie de Harry Potter. Para González, también es importante la temática de algunos títulos:

Llegan a ser best sellers aunque tocan temas como el abuso sexual infantil, el filicidio, el fratricidio o el vampirismo. Por eso, estoy convencido de que un joven sabe por qué elige un libro, por qué lo compra. Entiende perfectamente qué quiere leer a la hora de comprar un libro, porque la Web ha permitido la diversidad y esa situación para un joven inquieto es maravillosa.

La vida misma parece encargarse de darles a estos lectores actuales muchas más oportunidades que las que tuvieron sus mayores. También Eduardo González recuerda una anécdota muy interesante al respecto: “En el festival BAN [el de la Novela Negra de Buenos Aires], estábamos debatiendo sobre el policial juvenil, y dos profesores de la Universidad Nacional de Villa María, Córdoba, comentaron que sus alumnos leían empleando soportes electrónicos y también papel; en especial buscaban libros usados, sobre todo, las primeras ediciones del Séptimo Círculo”.

Es evidente, entonces, que las nuevas tecnologías tienen su lado altamente positivo. Los que frecuentan Twitter, ese reino de la “escritura corta” por lo de los 140 caracteres, saben que son infinitas las posibilidades de recibir y dar recomendaciones sobre todo tipo de lecturas. Así, está por ejemplo, desde Venezuela, @QuéLeer -sus integrantes se autodefinen como “lectores caseros que buscamos experiencias literarias, para enriquecer nuestro intelecto y nuestras bibliotecas”  (www.queleer.com.ve)- un colectivo, como les gusta decir a los españoles de España, que hace, además, entrevistas a distintos autores, generalmente una vez por semana, cuyo pensamiento se va desgranando -nunca mejor usado el verbo- a lo largo de decenas de tuits; al final de la entrevista, se hace una pregunta sobre un libro en particular del escritor, y aquellos tuiteros que aciertan ganan un ejemplar de la obra mencionada. Una de sus últimas recomendaciones ha sido esta: “@QuéLeer esta Semana Santa: Novelas Ejemplares de Cervantes en #ebook. ¡Mirad qué portadas más originales! http://ow.ly/joziS”. De estos ejemplos, hay muchísimos en la Red.

Para Daniel Divinsky, creador de la ya mítica Ediciones de la Flor, no hay todavía datos fehacientes como para conformar estadísticas tan completas sobre el fenómeno de la lectura, tanto en soporte papel como en pantalla. Para él, estamos viviendo un poco el imperio de la cultura adolescente, porque la lectura en pantalla es predominante en un público cuya edad promedio son los 20 años. Por eso quizá también el auge de la novela gráfica; la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) que realiza anualmente envíos colectivos a las bibliotecas de todo el país y que siempre consulta a los bibliotecarios para hacer sus encargos, compró mucha novela gráfica a Ediciones de la Flor -específicamente, Los dueños de la tierra , de David Viñas, con adaptación de Juan Carlos Kreimer e ilustraciones de Dante Ginevra-, “y eso es porque esa debe de haber sido la recomendación”, concluye Divinsky. Con respecto al humor gráfico, un plato fuerte de su editorial, también señala que ya son varios los autores que le comentan que, a raíz del número creciente de seguidores en las redes sociales, ese fenómeno levantó la demanda en la venta de sus libros.

Este otro fenómeno, la llamada “novela gráfica”, ha merecido un libro: el del historietista español Santiago García – La novela gráfica , Astiberri Ediciones, 2010-, en el que su autor opina que no se trata del equivalente a una novela literaria, ni es un género, un formato o una temática, sino más bien una intención, una decisión consciente de un autor “de hacer un tebeo adulto”, una decisión fundada sobre todo en la libertad que se ha conseguido en el transcurso de la historia y en la conciencia de autor, que en opinión de García es el punto clave del nuevo cómic. Independientemente de que estemos o no ante un nuevo género (aunque su denominación lo sea), el trasvasamiento de la novela gráfica al ámbito local puede llegar a dar resultados interesantes, y no es menor el hecho de que una institución como la Conabip haya decidido hacer una compra grande de una obra como la de Viñas que, en su época y aun ahora, por su valor literario e histórico, sigue siendo profundamente cuestionadora.

Otras voces, otros caminos

Todos los entrevistados están de acuerdo en señalar que un escritor debe ser (sí, obligatoriamente) un muy buen lector. ¿Se cumple este apotegma hoy? Una experiencia interesante es la que está haciendo Casa de Letras (CdL, www.casadeletras.com.ar), la asociación civil creada en 2006 y dedicada a “enseñar y desarrollar integralmente la lectura, la escritura, la narración oral, y los universos vinculados a ellas”. Su directora, Blanca Herrera, cuenta que los integrantes de CdL ahora han decidido crear la Escuela de Escritura Online, que comenzará sus cursos en abril próximo. “En realidad, esta idea surgió porque gente de otros lugares, Rosario o Neuquén, por ejemplo, no podían asistir a nuestros cursos presenciales; se trata de recrear en un aula virtual las condiciones de intercambio y comunicación entre docentes y alumnos propias de un aula presencial”. Lo que Herrera destaca es que, en la formación que ellos dan, el tema de la práctica de la escritura tiene la misma entidad que la de la lectura, aunque aquí se trate de una lectura “para escritores”: herramientas técnicas, artilugios, etcétera, importantes de reconocer cuando se está intentando escribir un texto literario.

Con respecto a las lecturas que pueden tener los que se acercan a cursar en CdL, dice Herrera que “el espectro es heterogéneo en cuanto a las edades; en su mayoría están entre los 25 y los 40 años, aunque hemos tenido asistentes de 70 años y más. Aquí se da también, como arrastre del secundario, el fenómeno de la pobre o mala comprensión de textos. E incluso entre los más jóvenes, que vienen porque quieren escribir, ocurre que no quieren leer, están enamorados de sus textos y no están interesados en leer los textos de otros, aunque se trate de Borges o de Nabokov”. Por eso, en las reuniones de claustros, se ha acordado con el equipo de profesores, todos escritores conocidos y que producen su propia literatura, trabajar primero con la lectura y análisis de textos literarios.

“Hay un ejemplo muy interesante -cuenta Blanca Herrera- y está relacionado con un texto clásico, por su belleza literaria y porque se da siempre en el secundario, «El hombrecito del azulejo» de Manuel Mujica Lainez. Cuando fuimos a una escuela para leerlo en voz alta -nosotros hacemos alianzas con distintas empresas, como parte de su responsabilidad social empresaria, para ir a contar historias a las escuelas y así crear un vínculo recreativo y afectivo con la literatura-, sólo entonces los chicos parecieron comprenderlo, tanto que después se lo contaban ellos al maestro.” Conclusión: CdL recupera el valor de la narración oral, para adultos también, en sus cursos de narradores orales, “a partir de los cuales, se han formado grandes lectores”.

Leer para ser feliz

Lola Rubio vuelve a definir muy bien este proceso vital tan particular que es elegir qué se quiere leer:

Comparto la idea de que hay un tiempo, un tiempo interno, que requiere de cierta suspensión mental, o de una inmersión total más propia de un mundo analógico que va a contramano de este mundo digital que transitamos, hiperapurado y que superpone estímulos. Me parece que sí tenemos dos lógicas en tensión. La lectura de ficción (o de alta demanda de concentración, lo mismo que si se trata de no-ficción) pide y proporciona aislamiento. De ahí todas las metáforas vinculadas a los mundos que conocemos mientras leemos, o de estar en otro mundo gracias a la lectura. Esta lectura rechaza otras distracciones. Cuando se está metido en una lectura, uno quisiera eliminar las llamadas, la conversación, todo.

Por eso, y como nos recuerda también el escritor Eduardo González, sigue teniendo inmensa vigencia lo que alguna vez escribió Jorge Luis Borges: “El verbo leer, como el verbo amar y el verbo soñar, no soporta el imperativo. La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz”.

* * *

Graciela Melgarejo / @gramelgar es Editora General de N+ (Noticias Positivas, noticiaspositivas.org). Profesora en letras, especializada en lexicografía y crítica literaria. Desde 1979 trabaja en el diario La Nación de Buenos Aires, donde actualmente es editorialista; es también autora de la columna Línea Directa de los días lunes y colabora en la revista literaria ADNCultura.

Jorge Lanata / Caza de brujas

(Publicado en Clarín, 22.3.2013, clarin.com)

La caza de brujas duró desde la Bula “Summis desiderantes afectivus” en 1484 hasta la Bula Pro Formandis en 1657. Para Jack Holland, en “Una breve historia de la misoginia”, la cantidad de mujeres quemadas por brujas varía de 60.000 a 2 y 5 millones, según las fuentes. Es una paradoja que quien desató la caza de brujas en la historia, la Iglesia católica, sea ahora quien la sufra.

Las brujas se cazan en la niebla y, si no hay, nada mejor que provocarla para que oculte la cacería. La reacción del Gobierno frente al nombramiento de Bergoglio no sólo fue patética por el repentino cambio de posición, que provocó vergüenza ajena: también lo fue porque se basó en datos que fueron desmentidos por sus propios protagonistas. Y, en verdad, resultó ser un boomerang fatal: a los supuestos secuestrados por la delación del Papa le aparecieron decenas de otros a los que el Papa había ayudado.

“Nosotros nos fuimos de Buenos Aires aproximadamente en 1975”, me dijo en la radio el cura Enrique Martínez, de la parroquia Anunciación del Señor de La Rioja, salvado por Bergoglio.

El era muy amigo de Angelelli, ¿no?

(Obispo local asesinado por la dictadura en 1976) -Eran amigos, sí, inclusive más… ahora que ya está lejos no le va a dar enojo que cuente que Bergoglio nos bancó de su bolsillo los gastos de nuestra estadía mientras estábamos ocultos en Buenos Aires

¿Y qué pasó cuando te enteraste de las acusaciones?

-Mirá…las tomo como de quien vienen… son totalmente infundadas. No puede ser que un tipo entregue a dos compañeros y proteja a tres extraños como éramos nosotros… El testimonio de Martínez fue ratificado por Miguel La Civita, actualmente párroco en Villa Eloísa, cerca de Rosario en dialogo con Clarín: “Ayudó a mucha gente a salir del país, gente que pasaba por el Colegio Máximo haciendo retiros, aparentemente. Pero se sabía que era porque necesitaban esconderse, era algo normal. Recuerdo que al padre Vicente Ramos, jesuita, le decía que debía irse e incluso nos pidió que lo ayudáramos a convencerlo. Terminó radicándose en Uruguay, en un pueblito cercano a Brasil.

La difundidísima denuncia de Yorio y Jalics hecha por Horacio Verbitsky fue desmentida, durante la semana, por el propio Jalics que dijo: “Estos son los hechos: no fui denunciado por Bergoglio ”.

El domingo 17 de marzo su compañero de Página 12 Santiago O’Donnell, avergonzado por la situación, publicó una nota autocrítica. Pero le cambiaron el título, aunque se trataba de una columna de opinión.

“Mi columna se llamaba “Perdón” y no “Dudas”. Me cambiaron eso sin avisarme. Subiré al blog el original. Disculpen”, twitteó el mismo domingo, “Si uno mete la pata hay que pedir perdón ”. La actitud de Verbitsky fue exactamente la contraria: ratificó la información desmentida por su protagonista, y la amplió: “Otros dos curas, Luis Dourrón, que luego dejó los hábitos, y Enrique Rastrellini, también actuaban en el Bajo Flores. Bergoglio les pidió que se fueran de allí y cuando se negaron hizo saber a los militares que no los protegía más, y con ese guiño los secuestraron”.

Al día siguiente Rastrellini estuvo con Santo Biassati en la pantalla de TN: sólo tuvo palabras de agradecimiento para el Papa.

El problema de subirse al ropero a dictar clases de moral es que somete a uno al espejo.

Horacio Verbitsky fue, a los 23 años, a trabajar con su papá Bernardo a la redacción de la revista Confirmado, dirigida por Jacobo Timerman. En el staff del número del 26 de agosto de 1965 figura como último en la línea de redactores. Y logró allí una carrera ascendente: en el número del 11 de agosto de 1966 ya figura como jefe de Redacción. Lo curioso es que Confirmado fue, como definió Hugo Gambini en 2003 en La Nación, “el buque de guerra que más bombardeaba al gobierno”. La revista de Timerman tenía el único objetivo de derribar el gobierno constitucional de Arturo Illia, y lo cumplió. Confirmado apoyaba con total descaro al general Onganía como única tabla de salvación posible ante la lentitud y la inoperancia de los radicales. Fueron justamente Confirmado y Primera Plana quienes bautizaron a Illia como “la tortuga” y destacaban el papel político de las Fuerzas Armadas.

Verbitsky hijo era su jefe de Redacción.

Por confesiones públicas del propio Verbitsky sabemos que dejó de pertenecer a los Montoneros en 1977. Varios trabajos que analizaron la guerrilla en Argentina lo muestran como el segundo hombre en Inteligencia de la organización, después de Rodolfo Walsh. Curiosamente, Walsh fue asesinado y Verbitsky ni siquiera salió del país: se mantuvo con su nombre y documento real durante toda la dictadura en Buenos Aires. Hace un tiempo este dato trascendió en medio de una polémica con Marcos Aguinis, que incluyó un cruce de cartas acusatorias con Pedro Güiraldes, hijo del comodoro Juan José Güiraldes, (a) “El cadete”.

“Mi padre y Verbitsky se apreciaban y respetaban, coincidían en algunas cosas –dijo Güiraldes a Clarín– y pensaban distinto en otras. Sus contactos eran la continuidad de la amistad de mi padre con Bernardo, padre de Horacio, y su relación profesional comenzó a mediados de los años sesenta. Me consta que Horacio colaboró con mi padre en el libro “El poder aéreo de los argentinos”, y también en la corrección de discursos del jefe de la Fuerza e integrante, claro de la Junta Militar, porque mi padre me lo comentó específicamente”.

“Mostremos también que nuestras almas no se han contaminado con la pestilencia de lo que debimos limpiar ”, dijo el brigadier Agosti al transmitir el cargo de jefe de la Fuerza al brigadier Graffigna, en un discurso”.

¿Lo habrá escrito Horacio o El Cadete, o ambos?

En plena dictadura y en horario de oficina, Verbitsky concurría a la oficina de Güiraldes frente al parking de la Fuerza Aérea.

“En la oficina de mi viejo funcionaba el lobby militar ”, recuerda Pedro, el hijo de Güiraldes.

La oficina quedaba en Paraguay 727, quinto piso A y el teléfono era 31-3503.

La participación de Verbitsky en el libro “El poder aéreo de los argentinos” es pública, y el libro puede consultarse al día de hoy en la Biblioteca del Círculo Aeronáutico. Está editado el 31 de mayo de 1979, y allí dice el Comodoro: “Este libro no hubiera podido llegar a las prensas de no haber recibido permanente aliento y la eficaz colaboración de Horacio Verbitsky ”. Está editado por la Dirección de Publicaciones de la Fuerza Aérea.

El papa Francisco fue elegido el 13 de marzo. Al día siguiente, si uno buscaba “Horacio Verbitsky” en Wikipedia, decía: “Hacia marzo de 2013 se convirtió en el periodista más consultado del mundo respecto del nuevo Papa, Jorge Bergoglio”. ¿Lo habrá actualizado él mismo tan rápido? ¿Será todo esto una cuestión de vanidad?

Investigación: JL / María Eugenia Duffard / Amelia Cole

Alejandro Borensztein / Santa Voltereta

(Publicado en Clarín, 23.3.2013, clarin.com)

Dadas las maliciosas interpretaciones referidas a la supuesta irritación que la elección del querido papa Francisco habría provocado en el kirchnerismo, y el inmediato cambio de posición al respecto, el Poder Ejecutivo se ve en la obligación de desmentir estas infamias divulgadas, una vez más, por los poderes concentrados, los medios hegemónicos, el socialismo santafesino, Luis Majul, el elenco de “Solamente Vos” y otros representantes del imperialismo y la sinarquía internacional, en un nuevo episodio de la campaña antiargentina.

A raíz de todo esto, el Gobierno Nacional comunica:

1 Que el kirchnerismo jamás se molestó por el hecho de que el miércoles 13 de marzo, el hasta entonces abyecto esbirro, cómplice de la dictadura y representante de la derecha, cardenal Bergoglio, haya sido elegido como el maravilloso y querido papa Francisco al cual apoyamos y quisimos desde que llegamos al poder para refundar la Argentina.

2 Que la campaña de difamación lanzada desde los medios oficiales y los principales voceros de nuestra querida falange, no fue un intento de atacar al admirado cardenal Bergoglio sino una manera de poner a prueba su fortaleza, así el pueblo argentino puede estar orgulloso del flor de Papa que tenemos.

3 Que el kirchnerismo siempre apoyó al Vaticano, al Arzobispado de Buenos Aires y al adorado cardenal Bergoglio y lo siente parte fundamental de nuestro proyecto. Muestra de ello es que durante este gobierno, entre tantas realizaciones, hemos construido la Catedral Metropolitana en plena Plaza de Mayo, a pasitos de la Casa Rosada.

4 Que a partir del día de hoy, a las expresiones “proyecto nacional” y “campo popular”, se le agregará el término “espíritu eclesiástico”. Por lo tanto, de aquí en más, el kirchnerismo será la única fuerza política que representa un proyecto nacional del campo popular con espíritu eclesiástico. Los demás son unos esbirros extranjerizantes, oligarcas y ateos. Y putos.

5 Que a partir del día lunes, todos los funcionarios que sean convocados para aplaudir a la Presidenta en cualquiera de sus habituales discursos, deberán llevar una sotana roja o púrpura por sobre sus atuendos habituales. Excepto el canciller Timerman que tiene unos días más de plazo, hasta que termine de desenredarse el turbante.

6 Que a partir del próximo domingo, todos los ministros, legisladores y gobernadores del proyecto nacional, popular y eclesiástico concurrirán a misa y estarán obligados a confesarse. Menos Boudou, por las dudas.

7 Que desde este preciso momento, todas las mujeres militantes del proyecto nacional deberán casarse vírgenes, o en su defecto lo menos profanadas posible. En el caso de que ya sea demasiado tarde, deberán consultar en el local de La Cámpora más cercano a su domicilio.

8 A partir del próximo jueves, y con motivo del inicio de la Semana Santa, todos los militantes del campo popular y eclesiástico se alimentarán exclusivamente con filet de merluza. Puede ser hervida, frita o al horno. Aquellos que prefieran comerla “a la vasca” podrán reemplazar la merluza por corvina, previa consulta por escrito a la Secretaría de Comercio, con copia al Arzobispado. Asimismo los huevos de Pascua llevarán adentro, como sorpresita, un pingüino de chocolate.

9 A propósito de las próximas fiestas, el gobierno nacional rechaza de manera terminante, el pedido de la oposición en el sentido de que la próxima “Semana Santa” pase a llamarse “Semana Santa Voltereta”.

10 Se pone en conocimiento de la población que el gobierno ya puso a la venta los abonos de la temporada 2013/2014 para los Tedéum en la Catedral de Buenos Aires. Los mismos se podrán adquirir personalmente en Balcarce 50 o telefónicamente por Ticketek. Sólo hay disponibilidad en los reclinatorios de fila 10 hasta el fondo, porque de la 1 a la 10 están reservados para presidencia, familiares, ministros, legisladores, gobernadores K, dirigentes de La Cámpora y Vanderfrula.

11 Luego de las inaceptables declaraciones de Horacio González contra el Papa, se declara a todos los integrantes de Carta Abierta como imberbes herejes del proyecto nacional, popular y eclesiástico, y se los invita gentilmente a pasar a la clandestinidad.

12 A nuestros hermanos brasileños les informamos que declinamos la propuesta de Itamaraty de cambiar el pentacampeonato por el Papa. Lamentamos mucho que el Arzobispo de San Pablo no haya sido elegido. Otra vez será.

13 Como gesto de unión con el papa Francisco, el gobierno nacional, a través del secretario de Comercio Monseñor Moreno, comunica que se abrió la libre importación de todo tipo de productos elaborados por el Estado Vaticano, tales como automotores, industria pesada, maquinaria agrícola, celulares inteligentes, o cualquier otra cosa que allí se fabrique. Hostias y estampitas no pagan derechos.

14 A los militantes de la Kolina, La Cámpora y demás grupos de choque, les aclaramos que a partir de ahora, cuando hablamos de ir a “armar la rosca”, nos referimos exclusivamente a las roscas de Pascua.

15 El Poder Ejecutivo aclara asimismo que de ninguna manera el poder del Papa le hace sombra o supera al poder de la Presidenta. Claramente, el encuentro cumbre de ambos en el Vaticano fue un empate, aunque el gol de visitante vale doble.

16 Que ha llegado el momento en que los argentinos nos reconciliemos. Le tendemos la mano a nuestros adversarios y aceptamos gustosos que el Papa Francisco se sume a nuestro proyecto y se cuelgue de nosotros en el camino a la transformación revolucionaria que estamos llevando adelante con Amado, Pichetto, Capitanich, Timerman, Alperovich, Insfrán y tantos otros herederos del guevarismo y la teología de la liberación.

Finalmente, el Gobierno Nacional reafirma su compromiso con la causa nacional, popular y eclesiástica, sumándose a la alegría y emoción de todo el pueblo argentino por este acontecimiento extraordinario, tal como lo hicimos desde el primer momento. Es una pena que no tengamos las imágenes de los saltos que dieron la Presidenta y sus ministros al enterarse de la buena nueva.

¡Viva Monseñor Bergoglio!, ¡Viva el Papa! ¡Viva el Vaticano! ¡Viva Francisco! ¡Qué alegría! ¡Cuánta emoción! ¡Qué felicidad! Puta madre.

* * *

Alejandro Borensztein nació en 1958 en Buenos Aires. Es arquitecto graduado en la Universidad de Buenos Aires y productor televisivo. En 2000, fundó BBTV, compañía productora de espectáculos de ficción y no ficción para la televisión argentina, entre ellos el exitoso Tiempo final, formato que luego se reprodujo en varios países del mundo. Fue guionista y productor de los programas de televisión de Tato Bores, el mayor comediante político del país. Actualmente escribe una columna dominical de humor político en el diario Clarín. En 2010, ha sido nombrado integrante de la Academia Internacional de Televisión, Artes y Ciencias.

Carlos Ares / Ella y El, terminarán juntos

(Publicado en Perfil, 23.3.2013, perfil.com)

Ella, la Iglesia, y El, el peronismo, han disputado hasta ahora por los mismos fieles. Unos les prometen la vida eterna y los otros el subsidio permanente. Pero, si bien se lee en sus libros sagrados, salvando las distancias y circunstancias de tiempo y lugar, las dos religiones fueron concebidas por el mismo espíritu en una cópula nocturna de la cruz y el sable corvo.

En el principio fue “el relato”,–del griego “logo”.
Las dos se remiten a un padre y a sus santas, María y Evita. Las dos tienen sus epístolas a la resistencia, sus mitos, sus fábulas, sus mártires, sus consignas, sus fechas emblemáticas, sus crucificados, sus resucitados, sus veinte verdades, sus períodos de persecución, sus calvarios, sus altares en el monte de Olivos.

Sus izquierdas, sus William Cooke, sus curas villeros Carlos Mugica, sus derechas, sus Menem, sus obispos Antonio Plaza, sus inquisidores, sus Torquemada, sus obispos Victorio Bonamín, sus López Rega, sus torturadores, sus curas Von Wernich, sus comisarios Alberto Villar, sus fachos, sus Ottalagano, interventores en la Universidad. Las dos tienen, o tuvieron, sus organizaciones ultras, su Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), sus Opus Dei, su Alianza Libertadora Nacionalista, su Tacuara, su Comando de Organización, su Tradición, Familia y Propiedad.

Sus alas liberales, sus alas conservadoras, sus internas, sus intelectuales, su Horacio González, su Mariano Grondona, sus poetas, sus Marechal, sus José María Castiñeira de Dios, sus diarios, sus revistas, sus textos para niños: “El general Perón, siguiendo el ejemplo de Jesús, buscó a sus amigos entre los pobres” (1951).

Sus rituales, sus misas: “… el Ministerio de Educación ordena que, diariamente, en todas las escuelas, una delegación de niños debe colocar ante el retrato de Eva Perón una ofrenda floral y leer –al izar o arriar la bandera– una oración en su memoria” (1952).

Sus señores feudales, sus gobernadores Insfrán, sus obispos Adolfo Tortolo, sus militantes, sus monseñor Angelelli, sus Rodolfo Walsh, sus amenazas apocalípticas, sus ambiciones totalitarias, sus mafiosos, sus obispos Quarracino, sus miserables Aníbal Fernández, sus canallas ocultos en el placard, sus monseñor Storni, sus José Luis Manzano, sus jueces Oyarbide, sus corteses supremos Antonio Boggiano, sus sindicalistas Alderetes, sus pedófilos Grassi, sus servicios Verbitsky, sus banqueros Roberto Calvi, sus banqueros Trozzo del BIR, sus vírgenes Beliz, sus asesinos, sus Firmenich, sus Galimberti.

Las dos han concedido, –no sin antes intimidar, amenazar, extorsionar–, derechos y aceptado reformas propuestas por las organizaciones sociales laicas o los partidos de la oposición. De paso hicieron negocios “divinos” y cometieron “pecados” humanos. Las dos han alentado golpes de Estado. Las dos han amparado a dictadores, a bandas de ladrones, de violadores, de censores. Las dos han perseguido intelectuales, científicos, estudiantes, obreros y personas que optaron por otras formas de vivir y pensar.
Así es que, no hay razón ahora para que no se perdonen los que han sido, seguramente, malos entendidos propios de la convivencia y recuperen el amor, el poder y los intereses que los unen, liberen la pasión contenida, y se amen como la primera vez para acabar juntos y fecundar la tan demorada Nueva Argentina.

Antes de que se pierda el efecto de la emoción, conmovidos todos por la necesidad de reconciliación entre hermanos que son, hijos de la misma madre Patria, la división ganancial de los millones de pobres acumulados en tantos años de éxito compartido, podría resolverse aplicando la vieja fórmula que funciona desde hace dos mil y pico de años: a la César lo que es de la César y a Dios lo que es de Dios.
Y todos contentos.

* * *

Carlos Ares es periodista y autor de las obras de teatro Nunca será igual con otro y Big bang.

Gerardo Gandini (1936-2013)

Gerardo Gandini nació en 1936 en Buenos Aires y falleció hoy, 22 de marzo de 2013 en esta ciudad.

Óperas:

La pasión de Buster Keaton (1978), con libreto de Rafael Alberti, ópera de cámara en un acto para barítono, conjunto de cámara, quinteto de jazz, marionetas y banda sonora
Espejismos II (La muerte y la doncella) (1987), ópera de cámara para dos sopranos, dos mezzosopranos, dos bailarines y conjunto de cámara
La casa sin sosiego (1992), con libreto de Griselda Gambaro, ópera de cámara en seis escenas para dos sopranos, dos mezzosopranos, contralto, tenor, seis actores y orquesta de cámara
La ciudad ausente (1995), libreto de Ricardo Piglia, ópera en dos actos
Liederkreis (una ópera sobre Schumann) (2000), con libreto de Alejandro Tantanian.

 Orquesta:

Variaciones para orquesta (1962), para arpa, piano, percusión, timbales, celesta, xilofón, glockenspiel, vibráfono, cuerdas (16′). Encargo ESSO Argentina, Premio Municipal de Música de Buenos Aires, estrenada por la Orquesta Sinfónica de Buffalo, dirigida por Richard Dufallo durante el Interamerican Music Festival de Washington (1965)
Cadencias (1967), para arpa, piano, percusión, cuerdas (6′), estrenada por la Orquesta de la Academia Santa Cecilia, dirigida por Daniele Paris, Academia Nacional de Santa Cecilia, Roma (1967)
Laberynthus Johannes (1973), para orquesta dividida en tres grupos: clavecín, arpa, marimba, piano, xilofón, saxofón tenor, bateria, percusión, cuerdas (15′), estrenada por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires dirigida por Antonio Tauriello en el Teatro Colón (1973)
Soria moria (1974), para orquesta de cuerdas formada por cuatro violines solos, un cuarteto de cuerda y un trío de cuerda (viola, violoncelo y contrabajo) (8′). Grabada en disco. Ediciones Melodie Zurich. Estrenado por la Camerata Bariloche en gira europea (1974)
… E sará (1976), cinco piezas para orquesta: Homenaje a Girolamo Frescobaldi, Círculos sobre “L’enharmonique”, Planh, Sarabande et Double y Homenaje a Domenico Scarlatti, para corno inglés, arpa, percusión, violín solo, cuerdas (20′). Estrenada por la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Antonio Tauriello. Teatro Cervantes, agosto 1976
Eusebius (1984-85), cinco nocturnos para orquesta dividida en cuatro grupos, grupo A: percusión, celesta, arpa, cuerdas; grupo B: cuerdas s/b.; grupo C: cuerdas y grupo D: percusión, piano, cuerdas (12′). Estrenada por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Juan Pablo Izquierdo. Teatro Colón, septiembre 1985
Música ficción III (1990), tres piezas para orquesta de cámara : Neobarroco, Pasos (en la nieve) y Reescritura y continuación de una pieza de Arnold Schoenberg, para voz, percusión, piano, celesta, armónica y cuerdas ( 12’). Estrenada por el Taller de Música Contemporánea, dirigido por Gerardo Gandini. Instituto Goethe, septiembre 1990
Mozartvariationen (1991) para voz, percusión, piano y cuerdas (15’), estrenada en el Instituto Goethe, 1991
Estudios para descripción de la luna (1993), para orquesta de cámara, percusión y piano (12′), estrenada por la Sinfonietta de la Fundación Omega Seguros, dirigida por Gerardo Gandini, en el Teatro General San Martín, 1994

Les avant-premières 2013. Lo mejor del cine francés

(Publicado en La Nación, 21.3.2013, lanacion.com.ar)

El fuego de las mujeres, de Laurent Cantet. 

Les Avants-Premières 2013, que se pone en marcha hoy en el Cinemark Palermo, aparece como una inmejorable posibilidad de compensar la progresiva escasez de estrenos franceses en la cartelera local.

Presentada entre nosotros por quinta vez consecutiva, la muestra anual más importante de la producción gala incluye esta vez las producciones más recientes de realizadores muy familiares para el público argentino, como Laurent Cantet (que además llegó al país para acompañar esta presentación), François Ozon y Jacques Audiard, además de un variado panorama de la actualidad de la principal pantalla europea a cargo de directores de distintas generaciones y escuelas.

En medio de este panorama, es muy probable que entre los cinéfilos la mayor expectativa esté puesta en Vous n’avez enceré rien vu , el trabajo más reciente del venerable Alain Resnais, suerte de gran tributo a los diferentes modos de la actuación.

En cuanto a los directores más reconocidos de la actualidad, se aguarda con atención la primera proyección local de El fuego de las mujeres , el nuevo film de Cantet. Hablado en inglés y basado en una novela de Joyce Carol Oates, cuenta la historia de un grupo de mujeres trabajadoras que en la Nueva York de 1953 deciden armar una sociedad secreta y vivir bajo sus reglas.

También llegan precedidas por una muy buena recepción en el Festival de Toronto Dans la maison, de Ozon (cruce entre realidad y ficción a partir de un escenario escolar), y Metal y hueso , de Audiard, durísimo melodrama que permite, una vez más, el lucimiento de la gran Marion Cotillard.

Los otros títulos

El programa también incluye títulos de realizadores de disímil conocimiento entre nosotros. Desde Tu amor, mi perdición y La vie d’un autre , respectivas óperas primas de los actores Sylvie Testud (La vie en Rose) y Louis-Do De Lencquesaing (Un suceso feliz), hasta Algunos días de primavera (Stéphane Brizé); El amor dura tres años (Frédéric Breigbeder); Renoir (Gilles Bourdos); Du vent dans mes mollets (Carine Tardieu); La strategie de la pousette (Clément Michel), y Augustine (Alice Winocur).

Junto a ellos aparece a priori como una curiosidad Mariage á Mendoza, de Edouard Deluc, la historia de dos hermanos franceses que viajan a la provincia cuyana para el casamiento de un primo que reside allí y enfrentan desde su llegada a Buenos Aires un cambio absoluto de planes.

El programa se completa con la reposición de un clásico indiscutido que a la vez rinde homenaje a su realizador, Henri-Georges Clouzot: Las diabólicas (1954), con Simone Signoret, Véra Clouzot y Paul Meurisse.

Keith Jarrett, Gary Peacock, Jack DeJohnette

Keith Jarrett, piano / Gary Peacock, batería / Jack DeJohnette, contrabajo

El extraordinario Keith Jarrett nació el 8 de mayo de 1945 en Allentown, Pennsylvania, EEUU.

Discografía:

Swinging Big Sound, (Don Jacoby and the College All-Stars) (1962)
Buttercorn Lady, (Art Blakey and the New Jazz Messengers) (1966)
Dream Weaver, (Charles Lloyd Quartet) (1966)
The Flowering of the Original Charles Lloyd Quartet Recorded in Concert, (Charles Lloyd Quartet) (1966)
Charles Lloyd in Europe, (Charles Lloyd Quartet), 1966)
Forest Flower: Charles Lloyd at Monterey, (Charles Lloyd), 1967
Love-In, (Charles Lloyd Quartet), 1967
Charles Lloyd in the Soviet Union, (Charles Lloyd), 1967
Life Between the Exit Signs, 1967
Restoration Ruins, 1968
Somewhere before, 1968
The Mourning of a Star, 1971
Facing You, 1971
Birth, 1972
El Juicio (The Judgement), 1972
Expectations, 1972
Ruta and Daitya, 1973
Fort Yawuh, 1973
Solo Concerts: Bremen and Lausanne [live], 1973
In the Light, 1973
Luminessence, 1974
Treasure Island, 1974
Belonging, 1974
Hamburg 74 1974
Backhand, 1974
Death and the Flowers. 1975
Backhand, 1975
The Köln Concert [live], 1975
Shades, 1975
Mysteries, 1976
The Survivor’s Suite, 1976
Arbour Zena, 1976
Staircase, 1977
Bop-Be, 1977
My Song, 1977
Byablue, 1977
Silence, 1977
Ritual, 1977
Sun Bear Concerts Piano Solo. 1978
Eyes of the Heart, 1979
Nude Ants [live], 1979
Invocations – The Month and the Flame, 1979
Sacred Hymns,  1980
Celestial Hawk, 1981
Concerts, 1982
Standards, Vol. 1. 1983
Changes. 1984
Standards, Vol. 2, 1985
Spheres, 1985
Spirits, 1986
Book of Way, 1986
Still Live, 1986
Changeless, 1987
Dark Intervals , 1988
J.S. Bach: Das Wohltemperierte Klavier Buch I, 1988
Goldberg Variations, 1989
Personal Mountains, 1989
Works by Lou Harrison, 1989
Tribute [live], 1989
Paris Concert, 1990
Bye Bye Blackbird, 1991
Bach:French Suites 1991
J.S. Bach: Das Wohltemperierte Klavier Buch II, 1991
The Cure, 1991
Vienna Concert 1992
Dmitri Shostakovich: 24 Preludes and Fugues Op. 87, 1992
Flutes Sonata (Keith Jarrett – Michala Petri), 1992
Sonatas for Recorder and Continuo (Keith Jarrett – Michala Petri), 1992
The French Suite, 1993
3 Sonaten für Viola da Gamba und Cembalo [Kashkashian/Jarrett] 1994
Bridge of Light, 1994
At the Deer Head Inn, 1994
Händel – Suites for Keyboard, 1995
Standards in Norway, 1995
Piano Concertos K. 467, 488, 595, Masonic Funeral Music K. 477, Symphony in G Minor K 550 – Jarrett – Stuttgarter Kammerorchester – Davies, 1996
La Scala [live], 1997
Tokyo ’96 [live], 1998
Piano Concertos K.271,453,466,Adagio and Fugue K. 546 – Jarrett – Stuttgarter Kammerorchester – Davies, 1998
The Melody at Night, with You, 1999
Whisper Not [live], 2000
Inside Out [live], 2001
Always Let Me Go : Live in Tokyo, 2002
Up for It: Live in Juan-Les-Pins [live], 2003
The Out-of-Towners, 2004
Radiance [live], 2005
Carnegie Hall [live], 2006
My Foolish Heart – Live in Montreux, 2007
Paris/London – Testament, 2008
Yesterday, 2009
Jasmine, 2010 (Keith Jarret, piano – Charlie Haden, contrabajo)

Luis Diego Fernández / Lysander Spooner. Anarquía americana

(Publicado en Perfil, 17.3.2013, perfil.com)

Piedra basal del anarquismo filosófico, la obra de Spooner compromete la existencia con su más alto cometido: vivir en pie de lucha contra el Estado

Spooner

La tradición anarquista es vasta, nutrida, compleja y sabia, así como exigua en el número de adscriptos a la causa. Es la historia de una pulsión, de un sentimiento y una razón (que no se combaten), a fin de cuentas, un temperamento que no quiere ni amo ni dios: un conflicto con la autoridad está en su gestación. Un linaje que desconoce del maestro, del vigía, de aquel que se apropia del lugar de decisión. Es, también, la historia de almas bellas que trasuntan cierta cuestión salvífica y hasta santa. Nada más lejos del anarquista que el cliché del violento “pone bombas”. Si bien existe esa ala dura y crítica acérrima, es una violencia transfigurada en vitalidad, pero allí está, encallada en sus ladridos de perro. Sin embargo, es a la inversa, es el ladrido bello y doloroso del puro, el amoroso, el libidinal, el que decide sobre su vida y su cuerpo. El anarquista es el que celebra la existencia, por ello no hace del racionalismo un culto inoxidable y normativo (aunque veamos sí un elogio de la razón, incluso de cierto rigor científico en muchos de sus postulados del siglo XIX); hay en ese enclave, en todo caso, una relación dialógica donde el cuerpo, el placer, la amistad y la emoción tienen un territorio propicio y cultivado, una zona que aspira a la bondad de la cercanía y no a la mácula de la abstracción de la norma que restringe el deseo. Es la zona agreste y furtiva, también tormentosa, allí donde el cuidado de sí, el naturismo, el vegetarianismo, el hedonismo, el nudismo, el amor libre y el ejercicio físico son elementos constantes y necesarios para empoderar la disciplina personal que nos libra de la dependencia burguesa y la doble moral hipócrita; pero, a la vez, nos abre al goce del momento, a la deliberación por cuenta propia, a través de la autogestión, el grupo de afinidad, el amor de camaradería y el mutualismo.

Lao Tsé, Epicuro y Zenón, el estoico, pueden ser pensados como el germen del pensamiento anarquista en la Antigüedad. Los filósofos cínicos, como Diógenes de Sínope, Hiparquia o Crates, también. Pero es más tarde, en el siglo XVI, con la figura referencial de Etienne de la Boétie, amigo de Michel de Montaigne, a través de ese opus de juventud titulado Discurso sobre la servidumbre voluntaria, que se hace carne una pregunta impropia y hasta difícil de formular: ¿por qué obedecemos? ¿Por qué somos siervos voluntarios? Respuesta de compleja expresión, en la Ilustración la figura de William Godwin será capital para comprender esta filiación que se expandirá por izquierda y por derecha. Por izquierda (críticos de la propiedad privada) serán los Proudhon, Fourier, Owen, Bakunin, Malatesta, Emma Goldman y Kropotkin quienes mejor encarnen la tradición del anarcocomunismo o anarcosindicalismo. Por derecha, será la tradición del anarcoindividualismo (no críticos de la propiedad privada) en la que surgirán nombres como Stirner, Nietzsche, Thoreau, Tucker, Emile Armand y el propio Lysander Spooner, al que haremos referencia. Estas dos grandes líneas del anarquismo (la comunista y la individualista) serán ricas, especialmente el tronco del anarquismo individualista que oficiará de viga maestra, a su vez, con ramificaciones no menos potentes, como el anarcocapitalismo (Rothbard, Friedman, Konkin o Karl Hess) y el anarquismo feminista (Voltairine de Cleyre y Wendy McEllroy, entre otras).

Posteriormente, a mediados del siglo XX, a caballo de la contracultura, los beatniks, el hippismo, mayo del ’68, el rock y la estetización de la forma de vida, aparecerán esquirlas libertarias, a raíz de la fibra anarquizante de la denominada “nueva izquierda” de Foucault, Deleuze, Guattari, Schérer, Vaneigem (leyendo a Nietzsche desde la igualdad). A comienzos del siglo XXI, la presencia de Michel Onfray da cuenta de una lógica, una actitud y un modo de acción libertaria en el presente, con la forma de microrresistencias a la derecha y la izquierda simultáneas; algo que algunos darán en llamar posanarquismo, o también neolibertarismo, ya que el Estado no será el mal absoluto y el voto se podrá ejercer con búsquedas coyunturales y pragmáticas.

El tronco del anarquismo individualista, como dijimos, es fuerte. Crítico de la servidumbre voluntaria, también puede verse como un núcleo o germen que impactó colateralmente en el liberalismo. Anarquismo y liberalismo se tocan en el anarquismo individualista. Al no poner en cuestión la propiedad privada, es el comienzo o, en todo caso, nos permite ver las incrustaciones libertarias en lo liberal. Una figura heterodoxa y singular como el economista Murray N. Rothbard plantea su libertarianismo (anarcocapitalismo) contra cuatro focos: el imperio, el impuesto, el monopolio y el militarismo. El credo del libertarianismo, apoyado en el principio de no agresión, será central en las libertades civiles y, sobre todo, en los llamados “crímenes sin víctimas”, es decir, la propiedad sobre el cuerpo de uno mismo: pornografía, perversiones, prostitución, drogas, etc. Es el derecho absoluto sobre el cuerpo propio, sobre los recursos naturales y la posibilidad del intercambio libre de bienes y servicios. En definitiva, libertad personal y de empresa. En ese sentido, es que vuelve a surgir en el horizonte una figura como la de Lysander Spooner; pensador que resulta capital para comprender cómo el anarquismo individualista permitió el enriquecimiento conceptual del liberalismo desde estas gemas anarquistas, y arribar a expresiones como el liberalismo libertario.

Lysander Spooner (1808-1887) fue un abogado, teórico legal, abolicionista, anarcoindividualista, empresario, y uno de los filósofos políticos estadounidenses más olvidados de la historia. Su historia es digna de una novela: ejerció el derecho sin contar con un permiso estatal, al considerarlo, por su propia cuenta, una traba libre al contrato entre personas. En 1840 desafió al gobierno de los Estados Unidos abriendo su propia empresa de correo para competir contra el monopolio estatal, la cual fue expulsada del mercado por leyes proteccionistas. En 1845 publicó un ensayo condenando la esclavitud y, posteriormente, otro texto defendiendo el derecho de los esclavos a la fuga. En 1867 se editó parcialmente Sin traición, que hoy es posible leer en español gracias a la editorial libertaria Innisfree. Sin traición fue un texto proyectado por Spooner articulado en seis ensayos, de los cuales sólo vieron la luz el número uno y el seis. La obra de Spooner tiene impacto por un hecho altamente significativo: demostrar que no hay traición alguna al actuar contra una entidad –el gobierno, el Estado– a la que no se le debe lealtad. La crítica de Spooner apunta a algo mayor: la denuncia de la Constitución misma de los Estados Unidos, descalificando su posibilidad de obligar a las personas sin su consentimiento. El pensador anarquista creía que un gobierno sólo podría ser legítimo si se basaba en la voluntad total de los individuos que celebran un contrato entre ellos. La crítica, en el fondo, iba hacia el esquema contractualista del Estado, algo que toda la tradición anarquista vociferó como mentira: la representatividad política como falacia.

Spooner es un pensador que emula a Nietzsche en su uso del martillo filosófico, célebre es su comparación del gobierno con un bandolero: “La realidad es que el gobierno, como un bandolero, le dice a un hombre: tu dinero o tu vida. Y muchos, si no la mayoría de los impuestos, son pagados bajo la compulsión de amenaza. El bandolero toma únicamente sobre sí la responsabilidad, el peligro y el crimen de su propio actuar”. Las lecturas de Spooner comenzaron a influir con mayor claridad en la década del 60, y en estos años se reivindica su figura afiliándolo al anarquismo de libre mercado, aunque nunca se expresó explícitamente en este sentido. Lo que sí resulta a todas luces evidente es la demoledora crítica al Leviatán de Thomas Hobbes desde un voluntarismo extremo. En ese sentido, la visión spooneriana quizá peque de cierta ingenuidad o radicalismo inviable en el presente, pero aporta argumentos más que sostenibles en relación con la actitud micropolítica del anarquismo individualista, que parece renovarse.

Repasar algunas citas de Spooner es una magnífica forma de dar cuenta de las raíces de la tradición del anarquismo individualista de las que hablamos, por ejemplo: “La cuestión de la traición es distinta de la esclavitud; y es la misma que hubiera sido, si Estados libres, en lugar de Estados esclavos, se hubieran separado”; más adelante: “¿Qué implica, entonces, que un gobierno se base en el consentimiento? Si se dice que el consentimiento de la parte más fuerte es una nación, es todo lo que se necesita para justificar el establecimiento de un gobierno que ha de tener autoridad sobre la parte más débil, se puede responder que los gobiernos más despóticos se han basado en ese mismo principio, a saber: el consentimiento de la parte más fuerte”. El rasgo del individualismo filosofal de Spooner se advierte en este fragmento: “Fue, entonces, como individuos, y sólo como individuos, cada uno actuando por sí mismo solamente, que declararon su consentimiento –es decir, su consentimiento individual, ya que cada uno podría consentir solamente por sí mismo”. Y más adelante: “La palabra lealtad deriva de las palabras latinas ad y ligo, que significa ligar a. Así, un hombre bajo lealtad a un gobierno es un hombre ligado a él; u obligado a darle apoyo y fidelidad. Y los gobiernos, fundados de otra manera que no sea el consentimiento, sostienen que toda persona nacida en sus territorios les debe lealtad; es decir, está obligada a darles apoyo, fidelidad y obediencia; y es traidora si los resiste. La Constitución ciertamente supone que el crimen de traición puede ser cometido solamente por el hombre, como individuo”.

El radicalismo del filósofo estadounidense suele darse cita en su visión del Estado como ladrón, así lo postula: “El bandolero toma únicamente sobre sí la responsabilidad, el peligro y el crimen de su propio actuar. El no pretende tener ningún derecho legítimo sobre tu dinero, no finge tener la intención de usarlo para el beneficio de su víctima”. En algún aspecto, la aspiración ácrata de filósofos como Spooner, hoy rescatados, revela la tentativa o la vuelta de ciertos discursos libertarios otrora olvidados. No es un signo menor sino, por el contrario, abre la esperanza de que relecturas permitan expandir esos caminos hacia esferas de mayor eficacia. Cuando el mundo parece cuestionar la propia estructura de los gobiernos representativos y republicanos, no es casual que la tradición libertaria, y en especial del anarcoindividualismo, tome vigor nuevamente. El orden voluntario que propugna Lysander Spooner seguramente sea imposible en un plano macro; efectivamente, como todo anarquista sabe que se trata de una batalla ética, cultural y pedagógica, antes que política, y la historia demuestra las minorías santas y benévolas. Por ello mismo nos otorga herramientas contra la dominación, al decir de Michel Foucault. Pinzas que entrelazan dimensiones aún a ser revisitadas con alegría.

*

Estaciones anarquistas

Lao Tsé, Epicuro, Zenón y los filósofos cínicos como Diógenes y Crates pueden ser pensados como el germen del pensamiento anarquista en la Antigüedad de Oriente y Occidente.

La figura de Etienne de la Boétie, amigo de Michel de Montaigne, en el siglo XVI publica su obra Discurso sobre la servidumbre voluntaria: dispara la pulsión y la idea del no ser gobernado.

William Godwin, a comienzos del siglo XIX, será clave para comprender el anarquismo que se expandirá como reguero de pólvora tanto por izquierda como por derecha.

La tradición del anarcoindividualismo propiamente dicho (no críticos de la propiedad privada) tendrá sus grandes exponentes durante el siglo XIX: Max Stirner, Friedrich Nietzsche, Henry David Thoreau, Benjamin Tucker, Emile Armand y Lysander Spooner.

El anarquismo individualista oficiará de viga maestra, en el siglo XX, de movimientos como el anarcocapitalismo, con pensadores centrales como Murray Rothbard, David Friedman, Samuel Konkin o Karl Hess.

A caballo de la contracultura, mayo del ’68 y el rock, aparecerán esquierlas libertarias de la denominada “nueva izquierda” con los llamados filósofos del deseo que leen a Nietzsche desde el igualitarismo: Michel Foucault, Gilles Deleuze, Félix Guattari, René Schérer o Raoul Vaneigem.

Michel Onfray, a fines del siglo XX y comienzos del siglo XXI, plantea una actitud y un modo de acción libertaria en el presente, que llama posanarquismo, con microrresistencias a la derecha y la izquierdas simultáneas.

Ludwig van Beethoven / Sonata para piano Nº 15 en re mayor, Op. 28 “Pastoral” (Daniel Barenboim, piano)

(Los tres movimientos restantes están en otros dos videos)

Ludwig van Beethoven nació el 17 de diciembre de 1770 (según otras versiones nació el 16) en Bonn y falleció el 26 de marzo de 1827 en Viena.

La lista de obras de Beethoven está acá.

El pianista y compositor Daniel Barenboim nació en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1942.

danielbarenboim.com

Luciana Vázquez / Abraham: “Éste es un gobierno de estafas ideológicas”

(Publicado en La Nación, 13.3.2013, lanacion.com.ar)

En una entrevista con LA NACION, el filósofo sostiene que se estimula una cultura que “tiene algo de fraude”; analiza la educación, con definiciones agudas

Le molesta, y mucho, el lugar común que propone a la educación como un mecanismo de ascenso social. “La gente que dice que el pobre supera su condición económica con educación en general es gente rica”, sentencia el filósofo Tomás Abraham. No se deja tentar ni un segundo por el juvenilismo militante que corta calles y toma escuelas: “Que haya política es muy importante, pero la política no es sacar un banco a la calle”, precisa. Reivindica sin vueltas la educación como estudio, y el estudio como un trabajo tan duro como inspirador.

Abraham ataca de nuevo con la filosofía que practica como nadie: la que no necesita de la cita de autoridad ni de las reflexiones celestiales para llegar hasta la médula de una realidad bien local. Como suele hacer, sin pelos en la lengua, desanda lo que denomina “estafas ideológicas” orquestadas del poder. Pero también deschava con la misma verba salvaje las coartadas que se monta la sociedad argentina. Esta vez, la interpelación alcanza a la educación, a los docentes, los alumnos y sus padres.

-Usted viene insistiendo con que en la Argentina se da una estafa educativa.

-Éste es un gobierno de estafas ideológicas, se dice una cosa y se piensa otra. Por supuesto, la estafa necesita una serie de redes de la sociedad civil para que tenga consenso.

-¿Y en qué sentido es una estafa educativa?

-Porque al Gobierno no le importa nada la educación, sólo le importa el poder. Se estimula una cultura que tiene algo de fraude. Inauguran el Polo Científico o crean un ministerio o Tecnópolis pero lo que les importa realmente es el flash. No hay una vocación profunda de hablar de la educación o mejor dicho, del estudio. Yo hablo del estudio, no de la educación.

-¿Por qué hace esa distinción?

-Puede haber otras cosas que tengan que ver con educación. A mí lo que me interesa es el estudiar, que es investigar y aprender. La educación gira alrededor de eso. A eso no se le da importancia. Se habla de ocupar colegios, de vueltas olímpicas, de que los chicos tienen derechos, de los padres que defienden a los hijos, se habla de los pobres, de los que no pueden, de incluir. Toda verborragia que nada tiene que ver con el estudiar.

-¿Qué tendría que ver con el estudiar?

-Aprender, conocer el mundo en el que vivís. Un hombre es un ser vivo de adquisición primero para sobrevivir, después para controlar las pulsiones y ser funcional a un universo que te exige reglas. Y después está el aprender para crear y, para eso, tenés que conocer, aprender biología, matemática, lengua que tienen que ver con el mundo.

-Hay todo un discurso sobre la educación que pone el eje en la contención antes que en los conocimientos. ¿Qué le parece a usted esa vertiente?

-Ese psicologismo analfabetiza. Por supuesto que hoy en día el maestro es capaz de comprender a un chico distraído y su única opción no es castigarlo. Y eso está bien. Pero otra cosa es esta especie de masturbación emotiva en donde el maestro disculpa la falta de preparación del alumno, su falta de interés en aprender, en conocer mundo. Que haya gabinete psicológico, pero el núcleo de la escuela es otro.

-En cierta forma hay un olvido de ese núcleo.

-Una escuela no es la casa. Tampoco es una plaza ni una pista de skate. Una escuela es el lugar del estudio, es decir donde maestros y alumnos conocen el mundo. No pienso tanto en la primaria que todavía tiene algo de matricial y materno. Hablo de esa otra etapa, cuando el ser humano ya está con potencialidad de pensar por sí mismo. El adolescente responde con su opinión. Es rebelde, es reactivo. Tiene energías de conquista. A veces esa energía se malgasta.

-¿Malgastarla es tomar escuelas, por ejemplo?

-Malgastarla es que tomar una escuela sea lo más importante del año. Si querés, tomá la escuela: a lo mejor te tocó un rector de cuarta. Pero lo más importante del año no es tomar la escuela.

-¿Qué sería lo más importante del año?

-Esa clase del profesor de biología que le dio vuelta la cabeza. Eso es, el profesor y las clases que despiertan vocaciones.

-Pero lo que ofrece la escuela a veces no es muy tentador…

-Todo eso es responsabilidad de maestros, padres y alumnos. El profesor no te lo ofrece. Pero cuando te lo ofrece, te importa muy poco. Por eso es estafa completa. En esa estafa viven todos bien. La educación pasa a ser en realidad una solución para que todos los mediocres sean felices: los profesores hacen paro los jueves hasta el martes porque hay un fin de semana largo pago, por supuesto, y son felices. (Alberto) Sileoni es feliz porque saca un libro con frases de Cristina. Los alumnos son felices porque no tienen nada que hacer y disfrutan del no laburar. Pero eso además es una estafa porque la idea de trabajo no gusta. Y estudiar es trabajar y si tu trabajo es aprender, trabajar es lindo. No puede ser que no te guste ninguna materia y la culpa la tenga el sistema educativo o los profesores. Es toda una mentira que les permite a todos ser felices. Porque está claro que vas a una secundaria y no hay una huelga de hambre de los estudiantes reclamando porque no aprenden nada.

-Es cierto, no recuerdo tomas de colegios porque no se aprende.

-También es cierto que los apasionados por aprender siempre fueron minoría. Pero acá hay un estándar que se organiza de arriba para abajo, por eso es una estafa. Y después hay una especie de complicidad de la que todos sacan un beneficio, entonces pobrecitos los pobres que no están incluidos, pobrecito el maestro rural.

-La caridad educativa. ¿Qué piensa de los cuestionamientos en torno a la meritocracia, que ya no se ve como máquina infalible de un ascenso social justo?

-Claro, porque se parte de niveles distintos. A la palabra “mérito” le ponés “cracia” y arruinaste el mérito. La sociedad tiene que estimular. No puede dejar sola a la gente y que no importe si hace las cosas bien o mal. Pero no se trata de decir miren, acá está Periquito, sacó un diez y ustedes son unos burros. Estimular no es humillar. Es todo lo contrario, abrirle el camino al que se interesa y reconocerlo.

-¿Qué tipo de reconocimiento sería?

-Le pongo un diez.

-¿El diez es para el que resolvió toda la prueba de matemática o para el chico que empezó sin saber nada pero finalmente pudo resolver tres ejercicios porque su crecimiento de conocimiento fue enorme?

-La profesión del profesor, cuando tiene un aula, es una relación clínica, singular. Cada chico es un mundo aparte. No hay una matriz ni un método. Los que buscan métodos son los pedagogos. Al que resolvió todo le ponés diez. Y al pibe que tenía dificultades y de cinco resuelve tres, también y lo felicitás delante de todos. El origen de cada pibe siempre va a ser diferente. Pero ya sabemos, un pibe de la villa no tiene un problema educativo.

-Tiene problemas muchos más serios.

-Tiene problemas vitales. Es un abandonado. Tiene un problema de vacunas, de alimentos, de un padre que no está, de una madre que vuelve a las doce de la noche. El problema educativo es de la clase media. Ahí están los brutos; no están en las villas. Lo que pasa es que los pedagogos, de la clase media, hablan de la villa para no hablar del embrutecimiento de la clase media.

-¿Pero educarse garantiza al menos a un chico marginado un mejor futuro que el presente del que parte?

-La educación es fundamental, pero no es garantía de nada. La gente que dice que el pobre supera su condición económica con educación, en general es gente rica. Ahora bien, indudablemente aprender cosas te permite pensar y elegir, pero no por eso vas a ser rico. No hay cosa más emotiva que un pibe pobre que va a un colegio y que es estudioso y la mamá trabaja horas extras para que el chico estudie. ¿Hay algo más emotivo que eso? Eso a mí me saca lágrimas. Sarmiento era eso, un pibe pobre de San Juan que sueña con Washington. en San Juan, una toldería con un cura y un milico y ahí aparece este Dominguito con que quiero estudiar, quiero aprender. A gente así hay que darle y exigirle, no compadecerla. Eso de poner la educación como ascenso social me molesta mucho. Yo veo la educación como un explorador que descubre mundos. El aprender tiene un premio en sí mismo.

-Después, quizás, acarrea otros efectos pero en principio, vale por sí misma.

-Siempre hay añadidura. Como si hubiera que explicarle a alguien que hacer el amor te va a relajar, te va a hacer más productivo. No. Hacer el amor es lindo en sí. Aprender es como hacer el amor: es lindo por sí mismo.

-¿Qué tiene que tener ese ambiente de aprendizaje?

-El aprendizaje también es un ritual: no podés estar con el celular. Tiene que haber alegría, el profesor tiene que tener entusiasmo por lo que hace. Ningún ministro de Educación le va a dar el entusiasmo. El aprender también necesita trabajo, es decir, esfuerzo. El trabajo da pena. Es un cierto dolor. Posterga la satisfacción. ¿Pero no es la vida eso?

-¿El aprender debería también aislarse de los “ruidos” de la militancia?

-Yo no lo veo así. La militancia está muy bien. La universidad, por ejemplo, tiene que ser porosa a todo. No veo ninguna incompatibilidad entre el ruido y la concentración. Que haya política es muy importante, pero la política no es sacar un banco a la calle.

-Pero se confunden mucho.

-Yo tuve seis meses de estudiante en la UBA pero con militancia. La militancia es buena: te hacía estudiar. Es cierto que cuando hay organizaciones anárquicas, es muy difícil que haya ambiente de estudio. Pero pasa porque lo que les interesa no es el estudio sino melonear a la gente. Pero ese problema no se soluciona sin política y suprimiendo la militancia. Se soluciona teniendo a Gastón Burucúa como profesor, a Beatriz Sarlo, a David Viña, es decir, que los estudiantes hagan política pero que tengan a los mejores profesores. Los buenos profesores te concentran. No necesitás el silencio de la apoliticidad.

-Un director de escuela privada me comentaba que cuando los alumnos reclaman, deben presentar cuatro propuestas de solución.

-Esto exige que los alumnos se sientan representados por la institución y que acepten un acuerdo básico acerca del modo en que funciona. Esto se da en las instituciones privadas pero no en las del Estado, donde no hay identificación ni con las autoridades ni con el mero hecho de estar allí. Ahí se disputa el poder y no el funcionamiento. Por eso parece absurdo en esas condiciones proponer soluciones de mejoría, es reforzar el statu quo que se combate.

-Pero así seguimos atrapados en la identificación entre compromiso militante y toma del colegio.

-Pero eso pasa porque nadie quiere estudiar. Si vos tomás un colegio, no estudiás. No hay nadie que diga no lo tomemos porque me pierdo la clase el profesor de biología. Ocupás un colegio para que haya una situación irresoluble que obliga a prestarte atención porque se supone que nunca nadie te prestó atención. Mentira. Porque empiezan por el extremo: no es que pidieron diez audiencias y no te las dieron. Ocupan colegios para conseguir la primera. También puede ser, para ser bueno, que de arriba para abajo no les expliquen los cambios o se los expliquen muy mal. Pero lo de la toma del colegio tiene mucho placer, mucha adrenalina. Salís en tele. Te llaman de las radios. Vas ahí y sos un personaje como la chilena (Camila Vallejo). Es el modelo. De repente aparece tu familia. Aparece el padre en contra del rector y lo vio el hermano, el empleado, el jefe, y le dicen “che, te vi ayer en tele, estuviste muy bien, estuviste bárbaro.” La adrenalina tendría que estar puesta en el estudio. En cambio, esa adrenalina donde se unen maestros, alumnos y padres es la adrenalina de salir por tele.

-¿Cómo ve los sistemas de medición y evaluación de resultados educativos?

-No me parece ni bien ni mal. Son ideas burocráticas. Lo mío es la mística. Estos sistemas son nuevos sistemas policiales: la gente se cuida y hace bien porque la vigilan. Ojo del amo engorda el ganado. No digo que esté mal, no digo que el amo no tenga que estar y que el ganado tenga que estar solo. Si sistemas como esos ayudan a que la gente no se tire a chanta, háganlo, pero para mí el tema pasa por otro lado. Pasa por las ganas de estudiar. Como no soy Jean Jacques Rousseau y no creo que esas ganas van a salir espontáneamente, creo que se necesitan políticas, pero la política tiene que juntarse con la mística. Que los discursos hablen de lo lindo que es aprender, del afán del estudio, de cómo un Premio Nobel de Física se hizo a sí mismo.

-Usted la pasó mal en la primaria con su tartamudez y en secundaria, por la disciplina férrea del ILSE.

-Sí, a veces sí.

-Pero sigue creyendo en la escuela.

-No creo en la escuela. Es como creer en el semáforo: el semáforo tiene que estar sino los coches chocan.

-Digámoslo así: cree que la escuela es una institución necesaria.

-Por ahora, para aprender la gente se reúne en lugares públicos llamados escuela. Es un lugar de aprendizaje y puede ser un lugar vital y abierto.

-¿Eso implica eliminar los pupitres, el profesor y transformar ese escenario de autoridad?

-No. Yo no soy hippie. El maestro es alguien que se respeta. Sabe algunas cosa que yo no sé, biología por ejemplo. A lo mejor yo sé más de fútbol. Pero no voy a respetarlo porque sabe más sino porque es el maestro. En cambio, él no me tiene que respetar a mí. El está para ayudarme. Me tiene que querer aunque no como me quiere mi papá. Yo al maestro le tengo que importar. Pero no me tiene que respetar.

-Desde este presente tan “contenedor”, nociones como esa pueden interpretarse como autoritarias.

-Si vos le importás a alguien, el otro no es un déspota. El déspota está para perjudicarte. Lo único que le importa al déspota es él mismo. Yo hablo de lo contrario: al maestro le importás vos. Yo estoy hablando de amor.

Nelson Castro / Chávez: trama secreta de su mal

(Publicado en Perfil, 10.3.2013)

El difunto líder venezolano ignoró las alertas. Hubo errores y decisiones políticas que aceleraron los tiempos. El factor Fidel.

Todo comenzó con un absceso perianal. Hugo Chávez venía sufriéndolo, junto con un dolor en la rodilla derecha, desde hacía meses. Pretendía ignorarlo, pero día a día lo perturbaba más. El aspecto sonriente y el histrionismo de siempre que exhibía en sus maratónicos Aló Presidente exigían calmantes cada vez más potentes. Su amigo Fidel Castro tuvo el presentimiento de que algo no andaba bien y comenzó a insistirle sobre la necesidad de que prestara mayor atención a su salud. Nada de ello ocurrió. Como todo hombre de poder –con mucho poder–, Chávez se creyó invulnerable.

Esto fue así hasta que apareció elabsceso. Ese diagnóstico lo sorprendió y lo incomodó. En general, las afecciones del periné –región que corresponde al piso de la pelvis, donde se hallan una serie de músculos, el ano y la uretra en el hombre, y en la mujer los mismos órganos más la vagina– producen en las personas un efecto psicológico muy negativo. El difunto presidente de Venezuela hizo el primer tratamiento de esta afección en su país. Como es inevitable en estos casos, el mandatario exigió máximo secreto, cosa que la historia muestra que es imposible. La noticia corrió como reguero de pólvora en Caracas y Chávez se alarmó. Eso lo llevó elegir a Cuba como el lugar para tratar su mal. Una equivocación fatal.

Allí llegó de urgencia en medio de la noche, el 10 de junio de 2011, con fuertes dolores que lo obligaron a acortar una gira por Brasil, Ecuador y Cuba que había iniciado cinco días antes. Ocurrió, entonces, un primer error garrafal. Los médicos cubanos detectaron una tumoración pelviana y creyeron que se trataba de un absceso: operaron por primera vez para resecar y removerlo. Algún médico hizo una evaluación más amplia del caso, y puesto a pensar en posibles diagnósticos diferenciales, ordenó un estudio citológico del material proveniente de la tumoración. Entonces aparecieron las células cancerosas, que llevaron a más estudios y a una segunda operación, en la que se extirpó el tejido malignizado. De esos estudios salió el diagnóstico de un cáncer cuyos tipo y grado evolutivo nunca se revelaron. Ya con el diagnóstico confirmado se decidió iniciar, el 16 de julio, quimioterapia. Se planificaron dos sesiones, pero dada la agresividad del tumor se las extendió a cuatro. De esas cuatro sesiones, sólo la tercera se hizo en Caracas; las otras fueron hechas en La Habana.

De la información recogida en La Habana, Caracas y los centros médicos a los que pertenecen los oncólogos de otros países que fueron consultados –del hospital Sirio Libanés de San Pablo, del equipo del doctor García Sabrido del hospital Gregorio Marañón de Madrid, de Boston y de Miami–, surge que la patología tumoral que padeció Chávez oscila entre dos diagnósticos: un rabdomiosarcoma del psoas-ilíaco o un leiomiosarcoma de vejiga. Ambos pueden dar como complicación un absceso pelviano. Un absceso es una colección de pus en un tejido del cuerpo humano. De los dos, el más mencionado es el primero.

El leiomiosarcoma es un tumor maligno que se origina en la musculatura que componen las paredes de la vejiga.

El psoas-ilíaco es un músculo compuesto por porciones: el psoas y el ilíaco. El psoas se inserta en la última vértebra dorsal y en las cinco lumbares; el ilíaco se inserta en la cresta ilíaca, en la espina ilíaca y en el sacro (es lo que se identifica como la cintura). Ambas ramas del músculo se unen para terminar en el fémur, más precisamente en el trocánter menor de ese hueso. La acción principal del músculo es permitir la flexión del tronco hacia adelante y la flexión de la cadera sobre el tronco.

El rabdomiosarcoma es un tumor maligno de los músculos estriados. El músculo estriado es el que está a cargo de los movimientos voluntarios. El rabdomiosarcoma es una neoplasia poco frecuente que afecta predominantemente a niños y adolescentes. En adultos es muy raro, y por ello lo ideal es que se lo trate en centros de alta especialización. Cuba no los tiene.

Para ilustrar sobre lo inusual de esta patología basten dos datos. En el Memorial Sloan-Kettering Center de Nueva York se diagnosticaron y trataron sólo 84 casos de rabdomiosarcoma en pacientes de más de 16 años de edad a lo largo de 17 años. Y en el M.D. Cancer Anderson Center de Houston, el número de enfermos que padecieron ese mal en un período de 28 años fue de 82. Tanto el Sloan como el Anderson son institutos médicos de referencia mundial en oncología.

Los centros médicos de avanzada en oncología exigen recursos económicos casi ilimitados dado lo oneroso del abordaje de esta disciplina. La investigación sobre las causas de las distintas formas del cáncer, su diagnóstico y su tratamiento exigen desarrollos tecnológicos cada vez más sofisticados y costosos. Fundamental en este caso –dada la rareza del tumor– es la participación de médicos con experiencia en el tema.

Ya en octubre de 2010, un médico que lo examinó le había advertido a Chávez sobre la necesidad de someterse a un minucioso examen de vejiga y de próstata, advertencia que ignoró.

Uno de los puntos que se conocerán en el futuro será la influencia que tuvo Fidel Castro en las decisiones, de consecuencia negativa para la evolución de la enfermedad. Es conocida la afición del líder cubano por la medicina, de la que es un ávido lector. El problema que representa Castro al opinar sobre asuntos tan delicados ilustra su propio caso. Cuando tuvo la proctorragia –pérdida de sangre por vía recto-anal– como consecuencia de su diverticulosis de colon (intestino grueso), debió ser operado de urgencia el 26 de julio de 2006. En la sala de cirugía del Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq), el cirujano le explicó que, debido a la infección de sus divertículos, se lo operaría en dos tiempos. Esto es: en un primer paso se le haría una colostomía –ano contra natura– transitoria, hasta que la infección estuviera curada y la vitalidad de los tejidos restablecida, condición sine qua non para asegurar una buena cicatrización; una vez logrado ese objetivo, se procedería a cerrar la colostomía, restableciendo así la continuidad del intestino grueso. Castro se negó a ello con una frase que hizo historia: “Yo seguiré cagando por donde caga todo el mundo”. Preso del temor, el cirujano se negó a desobedecer la orden del comandante y no hizo lo que la buena práctica médica indicaba. Las consecuencias negativas de este erróneo proceder no se hicieron esperar. En menos de 24 horas las suturas cedieron, hubo filtración del contenido intestinal al peritoneo y se declaró una peritonitis severa. Ello obligó a reoperar al paciente, a quien se le debió realizar una colectomía –extirpación de parte del colon–, como resultado de la cual quedó con un ano contra natura permanente.

En vano. El 18 de febrero de 2012 Chávez anunció que se le había detectado otra lesión cancerosa, por lo cual debía someterse a una nueva operación, que se llevó a cabo en La Habana diez días después. A su término, Elías Jaua, entonces vicepresidente, dijo que se le había extirpado la totalidad de la lesión pélvica, además de tejido circundante. Para los médicos que seguían el caso, ya era evidente que todo eso sería en vano.

El 4 de marzo Chávez comunicó que debía iniciar sesiones de radioterapia. El 12 de mayo apareció en su habitual Aló Presidente diciendo que había completado el tratamiento exitosamente. El 9 de julio, por igual medio, anunció que estaba curado. Sus médicos sabían que eso no era cierto.

El 27 de noviembre, tras haber sido reelecto, Chávez pidió autorización al Congreso para someterse a un tratamiento de oxigenación con cámara hiperbárica en Cuba, y el 6 de diciembre anunció que debía ser operado nuevamente. La intervención, debido a la presencia de metástasis en la columna, se practicó el 10 de ese mismo mes, y el posoperatorio se complicó con una infección respiratoria de la que el paciente nunca pudo recuperarse.

El primer problema que enfrentó Chávez, debido a los errores de procedimientos arriba indicados, fue un diagnóstico tardío y complicado. El segundo problema fue su tozudez, que lo llevó a cerrarse a la posibilidad de ponerse en manos de especialistas de primer nivel internacional en centros de indiscutible jerarquía. Sobre eso le insistieron Cristina Fernández de Kirchner, Fernando Lugo, Luiz Inácio “Lula” da Silva y su sucesora, Dilma Rousseff. Respecto de la presidenta de Brasil, hay que decir que el sábado 25 de febrero de 2012, hallándose en Caracas, le imploró para que aceptara su sugerencia de tratarse en el Hospital Sirio Libanés de San Pablo, un centro médico de gran reputación mundial en oncología. La misma Rousseff se trató allí exitosamente de su cáncer, un linfoma no Hodgkin.

La insistencia fue en vano. Chávez opuso a estos ofrecimientos condiciones que terminaron siendo obstáculos insalvables. Las condiciones tenían que ver con su obsesión por el secreto. Llegó a pedir tres pisos del hospital sólo para él, lo que fue rechazado. Tamaña obsesión por el secreto carecía de sentido, vista la necesidad de ampliar el número de consultas médicas a causa del inexorable avance de su enfermedad.

Previo a su tercera operación, de fines de febrero de 2012, en una ocasión se realizó un ateneo clínico –discusión de un caso entre varios médicos a fin de confirmar un diagnóstico y/o determinar el curso a seguir en el tratamiento de una enfermedad– vía teleconferencia, del cual participaron nueve expertos: tres cubanos pertenecientes al Cimeq; un venezolano del Hospital de Clínicas Caracas; tres brasileños del Hospital Sirio Libanés, y dos españoles: el doctor José Luis García Sabrido –cirujano que le salvó la vida a Fidel Castro– y un colaborador suyo en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. Imposible pensar que, ante tantos ojos, pudiera imponerse un secreto como el que perseguía Chávez con obsesión, sobre todo porque esta mecánica de interconsulta se extendió a lo largo de su penosa enfermedad. Tampoco se entiende tanta obsesión cuando los tacos con las biopsias fueron enviados para su estudio histopatológico a un hospital en Boston, el Tufts Medical Center, y a otro en Miami, el Baptist Hospital.

La trama por escribirse de este caso, que hará historia en los anales de las enfermedades padecidas por los presidentes, es abundante en idas y venidas, en decisiones médicas controvertidas sujetas a los vaivenes de la política.

La sentencia de muerte de Chávez estaba escrita el mismo día en que se le diagnosticó el cáncer; el absceso pelviano era una señal de que, evolutivamente, el tumor ya había dejado atrás su estado primario. Perdida la oportunidad de un diagnóstico precoz, la decisión del enfermo de priorizar su obsesión por el secreto y las razones políticas por sobre los criterios médicos lo dejó expuesto a la comisión de errores que complicaron el curso de su mal y aumentaron sus padecimientos.

Son las consecuencias de la enfermedad de poder que, muchas veces, mata.

Alistair Banks Griffin (2010) Two Gates of Sleep / Las dos puertas del sueño

TGOS

“No estaba tan interesado en la estructura lógica de una historia dramática sino en la tensión emocional y la atmósfera del entorno. Es decir, estuve considerando el argumento hacia las raíces primitivas de los aspectos más básicos de las costumbres y de la narración de cuentos de la historia. La reverencia por la muerte y los rituales del entierro son unas de las cosas que más me fascinan acerca de las civilizaciones antiguas. Vos podés recoger tanto más sobre su verdadera naturaleza espiritual y sobre sus creencias al analizar esto que cualquier escrito. Me gusta pensar que Jack y Louis estaban viviendo en alguna clase de era oscura que precisamente tiene lugar en la era contemporánea.” Alistair Banks Griffin

En el límite entre Mississippi y Louisiana, los hermanos Jack (Brady Corbet) y Louis Conroy (David Call) viven con su madre (Karen Young), aislados en medio del bosque, donde se alternan descampados agrestes y riachos. En una modesta casa, los hermanos cuidan y vigilan a la mujer ya que no se encuentra bien. Los restos de una casa dan testimonio de que algo sucedió que hoy los ha puesto en esta situación. La comunicación entre los tres se remite a más silencios que palabras. Algo ocurre que hará que Jack, Louis y su madre deban hacer un viaje atravesando la naturaleza agreste.

Excelente film, tanto por las actuaciones como por la historia de esas tres personas en medio de lo salvaje. Lo inhóspito del lugar pero sobre todo la fotografía que registra la naturaleza y obviamente la tarea del director y autor del guión Alistair Banks Griffin, dan como resultado una obra de arte dramática, intensa, sobria e intrigante.

* * *

Alistair Banks Griffin nació en 1978 en Basingstoke, Inglaterra y creció en New Orleans, Louisiana. Estudió pintura, cine e historia del arte en la Rhode Island School of Design. En 2008 su cortometraje Gauge se presentó en el 46º New York Film Festival. En 2009 Griffin recibió la beca Cinereach por su primer film Two Gates of Sleep. También es cofundador de la galería de arte contemporáneo Fake Estate en New York.

Filmografía: Dear Julia (2001, corto), Gauge (2008, corto), Two Gates of Sleep (2010).

Fernanda Sandez / Últimas imágenes de un país atado con alambre

(Publicado en La Nación, 3.3.2013, lanacion.com.ar)

Ni Dios es argentino ni la ruleta es rusa. A la luz de los últimos acontecimientos, de hecho, más nos valdría ir pensando en un enroque de nacionalidades. A menos, claro, que estemos en manos de un dios sanguinario que ama exterminar a sus compatriotas. Porque aquí la muerte nos pisa los talones hagamos lo que hagamos: salir, quedarnos en casa, movernos o permanecer debajo del balcón equivocado. Mata, pues, lo móvil, lo que se desplaza enloquecido hacia ningún lugar. Somos el país de los borrachos “piolas” al volante, de los taxistas a contramano, de los trenes sin freno y de los ferrocarriles desmantelados hasta decir basta, y donde el “Basta” definitivo tiene que darlo un andén. Y medio centenar de muertos.

Pero mata también lo quieto, o lo que debería estar quieto y se mueve en la dirección equivocada: el boliche que se convierte en cámara de gas, el edificio que se viene abajo y también la estatua de casi 300 kilos que se llevó la vida de Marcela Iglesias, de seis años, en el Paseo de la Infanta. Matan las ramas que no se podaron, los caserones decrépitos, los ríos contaminados, las barreras sin luces ni guardabarreras, las calles oscuras. Mata también lo que debería nutrir (la leche, el pollo, la carne) y hasta lo que debería curar, no importa si hablamos de un medicamento adulterado o de un aparato de rayos que se desploma sobre el paciente en plena radiografía. Pero que quede claro, porque es claro: detrás de cada accidente o “tragedia” de este tipo hay un negocio -a veces millonario- en donde vidas humanas se venden al mejor postor, primero, y se aniquila o desoye cualquier cosa parecida al control, después. Hacer la vista gorda tiene un precio, que nunca es bajo. Decir pues que “la corrupción mata” es quizás hacer foco en el resultado y no en la causa. Porque antes de matar la corrupción enriquece. Si no somos capaces de ver el lazo que une al enriquecimiento con todo eso que funciona horrible, tampoco entenderemos por qué -y con todo- muerte ajena sigue siendo en la Argentina una inversión altamente rentable.

Ignacio Copani, flamante funcionario de la Universidad de José C. Paz, dijo un día que aquí todo lo atamo con alambre . Sólo que eso que en el plano personal puede pasar por ingenio y hasta hacerse canción, llevado a lo colectivo se vuelve negligencia criminal. Y no importa si hablamos de la salud, los alimentos, los servicios. La vida. Nos habituamos -y hasta enorgullecemos- de nuestra capacidad para sobrevivir como sea. Sin luz, sin agua, sin frenos. Pero como tampoco hay vida que dure de gambeta en gambeta, un día “algo” falla y todo se desploma sobre nuestras cabezas. Llegan entonces la sangre y las lágrimas. Y los reclamos de una justicia que ni siquiera merece ese nombre.

Puede que aparezcan, incluso, culpables sin cara ni apellido: “los intereses”, “la desidia”, “el negociado”. Pero el día que nos animemos a mirar mejor puede que veamos alguna otra cosa. Que somos nosotros los que insistimos en volver a firmarles el mismo cheque en blanco a los mismos que hasta ahora -impúdicamente y hasta llenándose la boca de “patrias” y de “pueblo”- han demostrado de sobra lo poco que les importamos. Que para ellos sólo contamos en el triste doble rol de silenciosos contribuyentes y dóciles votantes. Después, lo de siempre: a seguir encomendándonos al cielo cada mañana, en el otro. A seguir confiando en las virtudes del alambre y en la ciudadanía de Dios, dizque tan argentino como el dulce de leche, y Maradona.

* * *

Fernanda Sandez nació en Lomas de Zamora, Buenos Aires, en 1967. Es periodista.

Escribe en su perfil de Linkedin (ar.linkedin.com):

Escribo desde que tengo memoria y me pagan por hacerlo desde hace veinte años. Colaboré, escribí y edité en varias revistas y diarios. Entre ellos, Veintitrés, Noticias, Living, Para Ti, El Gourmet, Grande Reportagem (Portugal), Gatopardo (Colombia), Noticias Aliadas (Perú), Servicio Especial de la Mujer (Costa Rica) y los diarios Perfil, Miradas al Sur, Z y Crítica de la Argentina. En la mayoría de ellos aún sigo trabajando. Desarrollé, lancé y dirigí por un año la revista Nueva Estética. Como redactora publicitaria, colaboré con JWT Argentina y con Young & Rubbicam, tanto en el área creativa como en la de planeamiento estratégico, para clientes como Lux y Coca Cola, entre otros. Edité por dos años todos los contenidos de el Círculo Clight y durante este año desarrollé acciones en la Web para Sancor. Actualmente estoy impulsando mi propia agencia de comunicación boutique.

Bertrand Russell / Diez mandamientos

(De recuerdosdepandora.com)

1. No estés absolutamente seguro de nada.

2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.

3. Nunca intentes oponerte al raciocino, pues seguramente lo conseguirás.

4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu esposo o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.

6. No utilices la fuerza para suprimir las ideas que crees perniciosas, pues si lo haces, ellas te suprimirán a ti.

7. No temas ser extravagante en tus ideas, pues todas la ideas ahora aceptadas fueron en su día extravagantes.

8. Disfruta más con la discrepancia inteligente que con la conformidad pasiva, pues si valoras la inteligencia como debieras, aquélla significa un acuerdo más profundo que ésta.

9. Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.

10. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.

* * *

Bertrand Russell nació el 18 de mayo de 1872 en Trellech, Monmouthshire, Reino Unido y falleció el 2 de febrero de 1970 en Penrhyndeudraeth, Gales, Reino Unido.

Obras seleccionadas:

1896. German Social Democracy
1897. An Essay on the Foundations of Geometry
1900. A Critical Exposition of the Philosophy of Leibniz
1903. The Principles of Mathematics
1905. On Denoting, Mind, vol. 14
1910. Philosophical Essays
1910–1913. Principia Mathematica (con Alfred North Whitehead). 3 vols
1912. The Problems of Philosophy
1914. Our Knowledge of the External World as a Field for Scientific Method in Philosophy
1916. Principles of Social Reconstruction
1916. Why Men Fight
1916. Justice in War-time
1917. Political Ideals
1918. Mysticism and Logic and Other Essays
1918. Proposed Roads to Freedom: Socialism, Anarchism, and Syndicalism
1919. Introduction to Mathematical Philosophy
1920. The Practice and Theory of Bolshevism
1921. The Analysis of Mind
1922. The Problem of China
1923. The Prospects of Industrial Civilization (en colaboración con Dora Russell)
1923. The ABC of Atoms
1924. Icarus; or, The Future of Science
1925. The ABC of Relativity
1925. What I Believe
1926. On Education, Especially in Early Childhood
1927. The Analysis of Matter
1927. An Outline of Philosophy
1927. Why I Am Not a Christian
1927. Selected Papers of Bertrand Russell
1928. Sceptical Essays
1929. Marriage and Morals
1930. The Conquest of Happiness
1931. The Scientific Outlook
1932. Education and the Social Order
1934. Freedom and Organization, 1814–1914
1935. In Praise of Idleness
1935. Religion and Science
1936. Which Way to Peace?
1937. The Amberley Papers: The Letters and Diaries of Lord and Lady Amberley (con Patricia Russell, 2 vols.)
1938. Power: A New Social Analysis
1940. An Inquiry into Meaning and Truth
1945. A History of Western Philosophy and Its Connection with Political and Social Circumstances from the Earliest Times to the Present Day
1948. Human Knowledge: Its Scope and Limits
1949. Authority and the Individual
1950. Unpopular Essays
1951. New Hopes for a Changing World
1952. The Impact of Science on Society
1953. Satan in the Suburbs and Other Stories
1954. Human Society in Ethics and Politics
1954. Nightmares of Eminent Persons and Other Stories
1956. Portraits from Memory and Other Essays
1956. Logic and Knowledge: Essays 1901–1950, (editado por Robert C. Marsh)
1957. Why I Am Not A Christian and Other Essays on Religion and Related Subjects, (editado por Paul Edwards)
1958. Understanding History and Other Essays
1959. Common Sense and Nuclear Warfare
1959. My Philosophical Development
1959. Wisdom of the West, (editado por Paul Foulkes)
1960. Bertrand Russell Speaks His Mind
1961. The Basic Writings of Bertrand Russell, (editado por R.E. Egner y L.E. Denonn)
1961. Fact and Fiction
1961. Has Man a Future?
1963. Essays in Skepticism
1963. Unarmed Victory
1965. Legitimacy Versus Industrialism, 1814-1848 (publicado primero como las Partes I y II de Freedom and Organization, 1814–1914, 1934).
1965. On the Philosophy of Science, (editado por Charles A. Fritz, Jr.)
1966. The A B C of relativity
1967. Russell’s Peace Appeals, (editado por Tsutomu Makino y Kazuteru Hitaka)
1967. War Crimes in Vietnam
1951–1969. The Autobiography of Bertrand Russell, 3 vols., Vol 2 1956
1969. Dear Bertrand Russell… A Selection of his Correspondence with the General Public 1950–1968, (editado por Barry Feinberg y Ronald Kasrils)

Matías Di Santi / ¿Una Argentina bolivariana?

(Publicado en Chequeado.com, 5.10.2012, chequeado.com)

Abundan las declaraciones en tono de preocupación acerca del destino chavista que espera a la Argentina bajo la actual conducción de gobierno. Un repaso a las principales similitudes y divergencias con Venezuela, y con las políticas de Hugo Chávez.

Distintos referentes políticos han manifestado su aflicción por el rumbo chavista al que el gobierno estaría conduciendo al país (ver frases de Mauricio Macri, Francisco De Narváez, Gerardo Morales y Roberto Lavagna), al sugerir que la Argentina está adoptando políticas similares a las existentes en Venezuela, dando a entender que la trayectoria socio-económica e institucional de ambos países es equiparable.

Sin embargo, independientemente de algunas situaciones puntuales, los analistas consultados para esta nota marcan divergencias claras en el funcionamiento institucional y la política exterior. Además, al consultar los indicadores sociales y económicos de ambos países aparecen diferencias importantes.

Existen ciertas similitudes entre los países:

-Inflación. De acuerdo con datos del FMI, la Argentina y Venezuela son los países con mayor inflación en América Latina. Esta posición se da, incluso, considerando el cuestionado Índice de Precios al Consumidor (IPC) que realiza el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), ya que el organismo internacional toma como fuente los institutos oficiales de cada país.

-Control a la compra de divisas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, creó en 2003 la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), ente responsable del control cambiario. Fue una respuesta a la caída de las reservas internacionales y a la baja en las exportaciones de PDVSA, pero continúa hasta hoy. En Argentina, luego de la reelección de Cristina Fernández en 2011, también se adoptó un estricto control a la compra de divisas. La medida comenzó como un pedido de información fiscal al comprador para que justificase tener ingresos para la operación. Luego se prohibió comprar dólares para atesoramiento, y se limitó la disponibilidad de divisas a quienes quieran viajar al exterior. De todas maneras, un informe de la consultora Empiria, publicado por El Cronista, analiza ambas medidas cambiarias y subraya: “La diferencia en el mecanismo (PDVSA, provee el 95% de las divisas por exportaciones; mientras aquí los dólares de exportación son originados en el sector privado) y la magnitud de la oferta de divisas (el petróleo asegura una provisión abundante al país bolivariano, mientras aquí es más escasa y sujeta a vaivenes climáticos) torna muy poco probable llegar al extremo de la fijación de tipo de cambio” en la Argentina.

-Estatizaciones. Es cierto que ambos países estatizaron empresas privadas en los últimos años. Pero existe una clara diferencia en la cantidad de expropiaciones realizadas por Venezuela. Desde el 2007 a la fecha, Chávez estatizó, como mínimo, veinte grandes empresas, entre las que figuran CANTV, la mayor compañía de telecomunicaciones del país; la siderúrgica Sidor, filial en Venezuela del grupo Ternium; y el Banco de Venezuela, al Grupo Santander de España. En algunos casos el gobierno venezolano logró acordar con las empresas y comprar la mayoría accionaria al precio ofrecido, mientras que en otros, como la cementera Cemex, se desencadenó un proceso de “compra forzosa”. En la Argentina, por otra parte, las expropiaciones registradas en ese mismo período fueron menores: Aerolíneas Argentinas y la empresa petrolera YPF (Chávez también logró la estatización efectiva de PDVSA en 1999), ambas con serias dificultades comerciales y financieras. Las expropiaciones fueron votadas por el Congreso, en 2008 y 2011, respectivamente, pero las compensaciones al Grupo Marsans y a Repsol todavía no fueron cumplidas.

Funcionamiento institucional y posiciones en política exterior

¿Dónde están las grandes diferencias? Para empezar, en el funcionamiento institucional. “El gobierno argentino y el venezolano poseen las similitudes que tiene cualquier sistema presidencialista en América Latina, como Estados Unidos, pero en lo específico hay claras diferencias”, puntualizó Diego Reynoso, profesor de la Universidad de San Andrés (UdeSA) y especialista en políticas legislativas comparadas.

Entre esas diferencias se cuenta las modificaciones constitucionales. El gobierno de Hugo Chávez aprobó en 1999 una nueva carta magna que eliminó el Senado y creó una Asamblea Nacional unicameral. Al respecto, Reynoso destacó: “Al haber una sola cámara las gobernaciones no tienen representación territorial ni posibilidad de decisión legislativa, como sí sucede en la Argentina”.

En 2009, la Constitución venezolana fue modificada para permitirle al presidente la reelección indefinida. Chávez asumirá su cuarto mandato en caso de ganar las elecciones del domingo. En la Argentina, en cambio, Fernández de Kirchner no puede aspirar a un nuevo mandato, aunque académicos y legisladores oficialistas se han manifestado a favor de una reforma que permita la reelección.

Chávez, además, utilizó en 2000 y 2007 la Ley Habilitante, que autoriza al presidente a promulgar leyes durante un plazo determinado de tiempo sin que sean discutidas por el Legislativo. El Ejecutivo argentino utiliza los DNU para hacer ampliaciones importantes al presupuesto, que en la práctica son ratificados o no por el Congreso, pero se trata de medidas específicas y no de paquetes de leyes.

En cuanto a la política exterior, los diseños de la Argentina y Venezuela tampoco son convergentes.

Consultada por Chequeado.com, la profesora de relaciones internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) e investigadora del CONICET, María Elena Lorenzini, observó que “Venezuela presenta una posición contra-hegemónica y antiimperialista respecto de los Estados Unidos mucho más marcada que en el diseño de la Argentina, a pesar de que ese discurso se contradiga con la praxis [N. de. R.: Estados Unidos es el principal socio comercial de Venezuela]”. Y agregó que, a diferencia de nuestro país, “la política de alianzas internacionales de Chávez se basa en el acercamiento a los países enemigos norteamericanos”, como Cuba, Irán y Corea del Norte.

Desde la asunción de Chávez, “el país adoptó una política exterior claramente confrontativa hacia el Occidente: creó el ALBA, apoyo a la OPEP y denunció a la ONU como una institución fallida”, enumeró Anabella Busso, analista internacional de FLACSO. Todo eso, además de los acuerdos nucleares y militares con países como Irán.

Una diferencia clara entre ambos países, según el especialista en política internacional Carlos Escudé, es la relación con el régimen iraní. “Mientras Chávez firmó acuerdos con [Ahmed] Ahmadinejad, la Argentina criticó sistemáticamente a Irán por no cooperar con la Justicia nacional para tramitar el interrogatorio a los ciudadanos acusados por el atentado a la AMIA”, recordó. El especialista puso la aceptación reciente del diálogo con Irán en un marco: la Argentina lo aceptó sólo para que tres ciudadanos iraníes comparezcan y respondan lo que la pesquisa de la INTERPOL necesita saber.

Tanto la Argentina como Venezuela han ratificado la Convención Interamericana contra el Terrorismo (OEA) y el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo, votado por la ONU en 1999. En materia de derechos humanos, sin embargo, Venezuela decidió retirarse de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos este año, por un fallo no favorable a ese país en el Caso Díaz Peña.

Por último, las relaciones con el FMI también son divergentes. Cristina Fernández criticó al organismo en la última Asamblea General de las Naciones Unidas, pero el país forma parte de él y se encuentra recibiendo apoyo técnico en la elaboración de un nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC). Venezuela se retiró en 2007 del Fondo y también dejó de ser parte del CIADI en 2012, mientras que Argentina todavía se mantiene en este tribunal.

Mapa de medios

En la Argentina el grupo de medios con más licencias del país, Clarín, junto a los diarios La Nación y Perfil, presenta una línea editorial opositora al gobierno de Fernández de Kirchner. El contrapeso lo ofrecen el canal estatal, con el programa 678, y los diarios Página 12 y Tiempo Argentino, además de los grupos de medios con una línea editorial oficialista: Grupo Ambito; Grupo Veintitrés Szpolski-Garfunkel; Grupo Uno Vila-Manzano; Grupo Moneta-Garfunkel y el Grupo Indalo, entre otros.

Luego del golpe de Estado contra Chávez de 2002, en Venezuela el espectro de medios cambió significativamente. La participación de las televisoras Globovisión, Televen, Venevisión y Radio Caracas Televisión (RCTV), en la cobertura mediática de los asesinatos producidos en las manifestaciones a favor y en contra de Chávez fue muy cuestionada. El Estado venezolano decidió cinco años después no renovarle la concesión a RCTV, la televisora con mayor audiencia nacional, que vencía el 27 de mayo de 2007. Para hacerlo, de acuerdo a un estudio del economista Luciano Wexell Severo, se basó en la Gaceta Oficial Nº 33.726, de 1987, que establecía: “Las concesiones para el establecimiento y las exploraciones de estaciones televisoras y radiodifusoras se otorgarán por 20 años”. Desde entonces, el espacio del canal 2 fue ocupado por la Televisora Venezolana Social (TVES).

Hoy, los principales medios críticos son Globovisión y los diarios El Universal y El Nacional, y el contrapeso lo ejerce TVES, entre otras televisoras públicas menores. A pesar de que existe una mayor presencia del Estado como patrocinador en el espectro radioeléctrico desde que en 2008 fue lanzado el Sistema Nacional de Medios Públicos (SNMP), la proporción entre la propiedad de medios públicos y privados mantiene un porcentaje desfavorable al Gobierno, de acuerdo con datos difundidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) de ese país.

Tanto la Argentina como Venezuela sancionaron una ley que regula a los medios. Sin embargo, en el segundo caso, Chávez introdujo medidas de control a la libertad de expresión que no existen en nuestro país. Es el caso de  la Ley de Responsabilidad Social para Radio, Televisión y Medios Electrónicos, sancionada en 2004 pero modificada en 2011. De acuerdo con el informe 2011 de la ONG Programa Venezolano de Educación – Acción en Derechos Humanos, “con esta reforma, el Gobierno establece una base legal para sancionar administrativamente a los prestadores de servicios informativos y de opinión en la Web. La experiencia ha demostrado que este tipo de leyes han sido utilizadas en Venezuela para sancionar las críticas e informaciones incómodas para el Ejecutivo Nacional.”

Perfiles socio-económicos

arg-vs-ven
* Datos del 2011, salvo cuando se indica el último año disponible.  
Fuente: Elaboración de Chequeado.com en base a datos del Banco Mundial, Banco Central de Venezuela, CEPAL, FMI, INDEC, UNICEF, ONU, SEDLAC y UNESCO.

Al analizar el Índice de Desarrollo Humano (IDH), la situación argentina es mejor que la venezolana en indicadores de salud y educación, con la excepción de la desigualdad. En cuanto al mercado laboral, el salario mínimo es mayor en la Argentina que en Venezuela, mientras que la tasa de desempleo y el empleo no registrado son menores.

El perfil económico de ambos países también muestra diferencias. El crecimiento económico de la Argentina ha sido mayor en los últimos años al registrado en Venezuela, así como también sucedió con el PBI per cápita (PPA). Por último, el sector productivo argentino es sensiblemente más diversificado que el venezolano, como demuestran los datos sobre la participación de la actividad petrolera en el PBI y el perfil exportador, en cada caso.

Eduardo Levy Yeyati / Fin de la adolescencia

(Publicado en Perfil, 3.3.2013, perfil.com.ar)

La era del yuyo entró en la etapa de la nostalgia del yuyo. Nos llevamos el mundo por delante y nos quedamos sin saldo en la tarjeta, y hoy recordamos los días de oro mientras nos tomamos una grapa de fiado a la espera de que alguien nos rescate: China, la soja, la mística. Ya no somos ni milagrosos ni contraculturales, ya no crecemos más que el resto sino menos que el resto. El fin de fiesta de ajustes y controles es un viva Perón carajo remixado sobre una remake de Paula de Luque del exilio de Néstor, es Carta Abierta hablándole a coro a un Nestornauta de Sábat envuelto en esa bruma lunar con las que Pino disimulaba el bajo presupuesto. Se acabó el viento de cola y como vitelloni trasnochados recorremos el salón semidesierto con los restos del cotillón, tratando de que no decaiga, pero después de horas de hacer bardo en la pista ya no parecemos cool ni irreverentes. Estamos viejos para hacernos los pendejos.

La existencia humana se parece a una función teatral iniciada por actores vivos y terminada por sus autómatas, decía Schopenhauer. Lo atribuía a la muerte del instinto sexual. Al sexo, alimento de la vida (según Schopenhauer), instinto de vida (según Freud). Parafraseando: la ilusión argentina se parece a una función teatral iniciada por adolescentes esperanzados y terminada por sus autómatas.

En La posibilidad de una isla, Houellebecq le hace decir a Daniel, un humorista despiadado, que es fácil burlarse del ser humano cuando el hombre es movido por el amor o el deseo; pero cuando el hombre está animado por una fe profunda que excede el instinto de vida, el mecanismo se rompe, la risa se interrumpe. El fanatismo es absurdo o siniestro, pero no tiene gracia.

Esta semana, con ayuda del banco de suplentes, el Gobierno impuso su mayoría automática y consagró una “comisión de la verdad” para avanzar en la investigación sobre el atentado terrorista en la AMIA. El objetivo de la comisión es indagar en Irán a los funcionarios iraníes implicados, que se han negado a darse una vuelta por Buenos Aires a pesar de los llamados de Interpol, reconocido agente del Imperio. Para los iraníes, el caso es claro: el autor intelectual del atentado es el Mossad israelí. El único inconveniente sería hacer comparecer en Irán a los funcionarios israelíes implicados.

El fanatismo no tiene gracia.

¿Qué piensan los autómatas cuando tienen que salir a defender las relaciones carnales con el homicida? Hay algo del orden del goce del síndrome de Estocolmo en el esmero con el que ignoran la sonrisa persa.

Cuentan algunos que en el círculo áulico de estrategas de Estado hay adolescentes eternos que piensan que el capitalismo se cae, que el nuevo orden mundial será liderado por China o Brasil, Venezuela o Irán, y que la Argentina será finalmente el granero y el tanque de un mundo devastado por la concentración de la riqueza y el sobreendeudamiento consumista y la productividad menguante.

Cuentan otros que el segundo Obama prefiere apuntalar a un gobierno moderado en Irán, entendiendo por moderado este que tienen ahora, y que la Argentina es sólo partícipe necesario de un nuevo orden, otro.

Incluso hay quienes sugieren un fin económico: garantizar los dólares sojeros que nos permitirán sortear la caída del capitalismo, a pesar de que esas mismas commodities que exportamos a Irán son fácilmente reruteables a otros mercados menos reacios a la extradición.

Personalmente, prefiero comprar alguna o todas estas intrigas. Llave en mano. No porque me las crea: tengo una aversión natural al conspiracionismo, que suele ser también una de las formas del prejuicio. Las prefiero sólo porque es más simple de ese modo, porque, si no, toca pensar lo inenunciable: la mueca de D’Elía, la cornisa escarpada del lenguaje, el salto al vacío. El fin de la adolescencia.

* * *

Eduardo Levy Yeyati: “En mis ratos libres asesoro a gobiernos e instituciones públicas y privadas desde mi consultora ELYPSIS, doy clases de economía en la UBA y aporto más ideas que tiempo a CIPPEC y Brookings. También conduzco Tasas Chinas por Radio UBA los martes a las 16 horas. El resto del tiempo escribo.” (De su blog yeyati.blogspot.com.ar)

Thomas Vinterberg (2010) Submarino

Submarino

Nikolaj (Sebastian Bull Sarning) y su hermano (Mads Broe Andersen) son dos muchachos de entre 10 y 12 años. Su madre no está en casa y ellos deben hacerse cargo de su pequeño hermano, que es un bebé. Su madre es alcohólica y como cada vez que regresa, no puede ni con ella misma. Una de esas noches los chicos comienzan a escuchar música y a beber alcohol y no prestan atención a los llantos del bebé. Al despertar se dan cuenta que ha muerto.

Ya mayor y luego de que Ana lo dejó, Nikolaj (Jakob Cedergren) enloqueció y golpeó violentamente a un hombre. A raíz de eso estuvo en la cárcel y hace tres meses vive en un centro de acogida. Es un hombre callado, solitario, proclive al alcoholismo y a los accesos de ira. Sus únicos vínculos marginales son las relaciones sexuales que tiene con Sofie (Patricia Schumann) y la amistad de Ivan (Morten Rose), el hermano de Ana.

El hermano de Nikolaj (Peter Plaugborg) es viudo y está al cuidado de su hijo Martin (Gustav Fischer Kjærulff), que concurre al preescolar. Es heroinómano.

Ambos hermanos ya no se ven, pero volverán a encontrarse.

Con este planteo inicial, el director construye una película gris y no sólo por los tonos de la ciudad y los lugares que frecuentan los hermanos. Es una historia dura, sórdida, cruel y dolorosa. El pasado que vuelve dentro y fuera de sus mentes, justo cuando alguno de ellos trata de ensayar un gesto distinto. Es por eso el título de la película, así, en español: hace alusión a esa tortura que consiste en sumergir la cabeza de la víctima en agua hasta casi ahogarlo y hacerlo respirar por un segundo para recuperarse, para volver a violentarlo salvajemente.

Es una tragedia realizada con total maestría. El desarrollo de la historia, la fotografía, la música y las excelentes actuaciones, incluyendo por supuesto a los muchachos que personifican a los jóvenes hermanos y al pequeño Martin, cristalizan esta película tremenda.

* * *

Submarino (2010), coproducción entre Suecia y Dinamarca.

Thomas Vinterberg (1969, Copenhagen, Dinamarca) es el director de la extraordinaria obra de arte Festen (La celebración, 1998) si bien no aparece acreditado porque esta película fue concebida bajo las reglas de Dogma. También dirigió Jagten (2012), En mand kommer hjem (2007), Dear Wendy (2004), It’s All About Love (2003), The Third Lie (2000), De største helte (1996) y Sneblind (1990), además de cortos y películas para televisión.