Jorge Luis Borges. Fragmentos de un evangelio apócrifo

3. Desdichado el pobre de espíritu, porque bajo la tierra será lo que ahora es en la tierra.

4. Desdichado el que llora, porque ya tiene el hábito miserable del llanto.

5. Dichosos los que saben que el sufrimiento no es una corona de gloria.

6. No basta ser el último para ser alguna vez el primero.

7. Feliz el que no insiste en tener razón, porque nadie la tiene o todos la tienen.

8. Feliz el que perdona a los otros y el que se perdona a sí mismo.

9. Bienaventurados los mansos, porque no condescienden a la discordia.

10. Bienaventurados los que no tiene hambre de justicia, porque saben que nuestra suerte, adversa o piadosa, es obra del azar, que es inescrutable.

11. Bienaventurados los misericordiosos, porque su dicha está en el ejercicio de la misericordia y no en la esperanza de un premio.

12. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ven a Dios.

13. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque les importa más la justicia que su destino humano.

14. Nadie es la sal de la tierra; nadie, en algún momento de su vida, no lo es.

15. Que la luz de una lámpara se encienda, aunque ningún hombre la vea. Dios la verá.

16. No hay mandamiento que no pueda ser infringido, y también los que digo y los que los profetas dijeron.

17. El que matare por la causa de la justicia, o por la causa que él cree justa, no tiene culpa.

18. Los actos de los hombres no merecen ni el fuego ni los cielos.

19. No odies a tu enemigo, porque si lo haces, eres de algún modo su esclavo. Tu odio nunca será mejor que tu paz.

20. Si te ofendiere tu mano derecha, perdónala; eres tu cuerpo y eres tu alma y es arduo, o imposible, fijar la frontera que los divide.

24. No exageres el culto de la verdad: no hay hombre que al cabo de un día, no haya mentido con razón muchas veces.

25. No jures, porque todo juramento es un énfasis.

26. Resiste al mal, pero sin asombro y sin ira. A quien te hiere en la mejilla derecha, puedes volverle la otra, siempre que no te mueva el temor.

27. Yo no hablo de venganzas ni de perdones; el olvido es la única venganza y el único perdón.

28. Hacer el bien a tu enemigo puede ser obra de justicia y no es arduo; amarlo, tarea de ángeles y no de hombres.

29. Hacer el bien a tu enemigo es el mejor modo de complacer tu vanidad.

30. No acumules oro en la tierra, porque el oro es padre del ocio, y éste, de la tristeza y del tedio.

31. Piensa que los otros son justos o lo serán, y si no es así, no es tuyo el error.

32. Dios es más generoso que los hombres y los medirá con otra medida.

33. Da lo santo a los perros, echa tus perlas a los puercos; lo que importa es dar.

34. Busca por el agrado de buscar, no por el de encontrar.

39. La puerta es la que elige, no el hombre.

40. No juzgues al árbol por sus frutos ni al hombre por sus obras; pueden ser peores o mejores.

41. Nada se edifica sobre la piedra, todo sobre la arena, pero nuestro deber es edificar como si fuera piedra la arena…

47. Feliz el pobre sin amargura o el rico sin soberbia.

48. Felices los valientes, los que aceptan con ánimo parejo la derrota o las palmas.

49. Felices los que guardan en la memoria palabras de Virgilio o de Cristo, porque éstas darán luz a sus días.

50. Felices los amados y los amantes y los que pueden prescindir del amor.

51. Felices los felices.

(De Elogio de la sombra, 1969)

Jorge Luis Borges nació en Buenos Aires, el 24 de agosto de 1899 y falleció el 14 de junio de 1986 en Ginebra, Suiza. Es uno de los más importantes escritores argentinos de todos los tiempos. Escribió poesía, cuentos y ensayos, y toda su obra es una gran especulación filosófica acerca de la vida, la muerte, el infinito, las paradojas, el tiempo, el hombre y lo conjetural.

Poesía: Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925), Cuaderno San Martín (1929), El hacedor (1960), Para las seis cuerdas (1965), Elogio de la sombra (1969), El otro, el mismo (1969), El oro de los tigres (1972), La Rosa Profunda (1975), La moneda de hierro (1976), La Cifra (1981), y Los Conjurados (1985).

Cuentos: Historia universal de la infamia (1935), Ficciones (1944), El Aleph (1949), El informe de Brodie (1970), y El libro de arena (1975).

Ensayos: El tamaño de mi esperanza (1926), El idioma de los argentinos (1928), Evaristo Carriego (1930), Discusión (1932), Historia de la eternidad (1936), Otras inquisiciones (1952), Siete noches (1980), Nueve ensayos dantescos (1982), y Atlas (1985).

Anuncios

5 comentarios en “Jorge Luis Borges. Fragmentos de un evangelio apócrifo

  1. Esta poesía me representa una imagen, como que al leerla se puede visualizar. Se nota como un manto de piedad que cae sobre el ser humano imperfecto, como un perdón a todos sus pecados o equivocaciones, concientes o no. Como si una mano tranquilizadora calmara la ansiedad del culposo o equivocado. Está escrito como ley, como guía. Se centra absolutamente el el ser persona, destacando que realmente es la vida misma individual la que vale, pero a la vez está la presencia divina de Cristo quien es realmente el que pone luz.
    Es un poema con el cual deberíamos nacer y permanecer.
    ¿Cómo se hace para incorporarlo después de tanta vida vivida como correcta?

    1. Hola B. Sarcano

      Yo te sugiero que te acerques a Kierkegaard, él lo propone de una manera sutil y pedagógica, es el tránsito de la ética>estética>Divino, él propone un salto directo de la ética a lo divino..explicando de esta manera el abordaje de Borges a la divinidad pura, Bienaventurado es un salvajismo que contiene muchos conceptos, felíz, dichoso y hasta sospechoso..a fin de cuentas amén de otros filósofos que iluminaron a Borges se habla de una sola verdad, lo divino..lo inescrutable diría él..

      Muy buena tu reflexión

      Saludos
      Carlos
      +++

  2. Good day! This is my first visit to your blog! We are a group of volunteers and starting a new initiative in a community in the same niche.

    Your blog provided us useful information to work on. You have done a wonderful job!

  3. “el estado de una sociedad no puede medirse por lo bien que están lo que están bie; felices los felices, dice Borges …”
    EXTRACTO “discurso de agradecimiento” del Premio Nacional de Literatura, en Chile al recibir el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2016 ( julio 2016 )
    TEXTO COMPLETO
    https://www.facebook.com/notes/consejo-nacional-de-la-cultura-y-las-artes/ra%C3%BAl-zurita-premio-iberoamericano-de-poes%C3%ADa-pablo-neruda-2016/1116706288401326?qid=6308121358964220440&mf_story_key=-1344434835755386026

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s